28 dic. 2016

PIRULETAS DE MANZANA Y MORCILLA. Aperitivo



Este año he recurrido a internet para tomar ideas para la cena de Nochebuena. No tenía  nada claro lo que iba a hacer. No buscaba nada concreto, sólo algo que me llamara la atención y que fuera fácil .  Y fue ver estas piruletas, de Ybarra, y pensar que tenía que hacerlas. ¡No me equivoqué! Fáciles  de hacer y muy ricas. Han gustado  mucho . 
Ingredientes:
  • 2 manzanas
  • 200 g. de morcilla
  • Obleas para empanadillas
  • Un huevo batido
  • Palillos para brochetas
Preparación


  1. Corta las manzanas a trocitos y en la sartén,  con una cucharada de aceite de oliva , dora hasta  que esté  tierna.
  2. Añade la morcilla desmenuzada y deja unos 2 a 3 minutos.
  3. Aparta del fuego.
  4. Prepara las obleas y corta  porque son demadiado grandes. 
  5. Rellena con una cucharada  de la masa.
  6. Pon un palillo en mitad y tapa con la otra oblea.
  7. Pinta con huevo batido.
  8. Hornea a 180 grados unos 15 m. o hasta que estén  doradas.









21 dic. 2016

ROSCOS DE VINO Y ANÍS (Dulces navideños)

Al igual que la receta de los borrachuelos, hacer dulces de Navidad no me trae recuerdos familiares.
Sobre todo porque mis padres y nosotras hemos vivido fuera de la ciudad natal de mis padres, y cuando llegaba Navidad íbamos a visitar a la familia. En ese caso, los dulces ya los tenían hechos las titas, las abuelas... pero no nos metíamos en la cocina... más bien aprovechábamos para visitar y jugar en la calle.
Por lo que compartir el hacer dulces navideños, usar los hornos, amasar, freir, hornear mientras los olores a ajonjolí, anís y canela llenan la estancia, son recuerdos más recientes, de mis amigas blogueras del grupo PIPIRRANA. Y ahora mis propios recuerdos, mi casa, los ruidos de la tele encendida, o de la música sonando, o el gato maullando a mi alrededor, o Laura en su cuarto ensayando para el próximo concierto.
Venga, os dejo la receta de roscos de vino que más me gustan. En esta ocasión, hechos con ingredientes de Málaga, como el vino y el aceite.
Ingredientes:
  • 200 grs de harina de repostería
  • 75 grs. de aceite de oliva virgen extra,  de la comarca de  Antequera, en este caso Finca La Torre. 
  • 75 grs de azúcar
  • 75  grs. de vino dulce, "Dulce Delicia nº 12" de la Bodega Cortijo la Fuente, también de Antequera. Un vino moscatel de Alejandría, cuyo dulzor y alcohol proceden exclusivamente de la uva. 
  • 20 grs. anís dulce
  • 100 grs. de almendras.
  • 1 cucharadita rasa  de canela molida
  • Media cucharadita de anís en grano (matalahúga)
  • 10 grs. de sésamo tostado
  • piel de 1/2 limón
  • ralladura de limón
  • pizca de sal
  • azúcar glas para rebozar los roscos
Modo de hacerlo:

  1. Primero secas la harina en el horno, el día antes, a 100º una hora aproximadamente. Extiendes bien sobre la bandeja del horno, y remueves cada cierto tiempo para que se seque por todas partes por igual. Lo mejor es hacerlo el día anterior o unas horas antes. Después la pasas por un colador para quitarle los posibles grumos.
  2. Deja enfriar.
  3. Si las almendras no están trituradas, las trituras ni demasiado fina ni muy gruesa.
  4. En una sartén pon el aceite con la piel de limón, y cuando empiece a dorar, aparta y echa la matalahuga y el sésamo. Deja que enfríe un poco.
  5. En un bol grande pon la harina, canela, azúcar, almendras trituradas y después mezcla todos los líquidos, junto con el aceite y las semillas, y la ralladura de limón y mezcla bien, primero con una cuchara de madera, y después con la mano, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados, y se consiga una pasta homogénea y sin grumos y la masa se despegue de las manos. unos 30 minutos.
  6. Sobre la encimera de la cocina, o sobre papel de horno, estira la masa y con un rodillo y ponla al grosor que te gusten los roscos, de un centímetro y medio (1,5) aproximadamente. En el horno crecen, pero poco.
  7. Con un cortador redondo, del tamaño que más te guste, ve cortando las unidades, y con otro más pequeñito, haz el agujero central.
  8. Prepara la bandeja del horno con papel de horno, y precalienta a 180º.
  9. Pon los roscos durante 20 minutos aproximadamente, o hasta que veas que están dorados.
  10. Al sacarlos del horno estarán aún tiernos, así es que manipúlalos con cuidado se te vayan a romper. Déjalos un rato y pásalos a la rejilla a que enfríen. 
  11. Pasa por el azúcar glas y sirve y deja enfriar completamente. Puedes pasarlos una segunda vez por azúcar glas.
  12. Se conservan muy bien en una lata o en una fiambrera hermética.
  13.   
    Una clase de dulces navideños especialmente para Rocío. Entre las dos hicimos borrachuelos, roscos de vino, mantecados y hasta un pan.
    Una bonita tarde enseñando y aprendiendo al mismo tiempo, y disfrutando, y riendo, y charlando. 



RECETA BORRACHUELOS
RECETA DEL PAN Aunque los ingredientes son de esta receta, pero la forma de amasarlo y hornearlo fue de la manera tradicional. Se amasa a mano o en aparato amasador unos 10 minutos, se deja tapado con papel film o paño húmedo una hora en un bol. Luego se saca, desgasifica y se le da la forma del pan, con su greñado. Se coloca en la bandeja del horno sobre papel parafinado, y se vuelve a tapar. SE deja otra hora y se pone en el horno a 220º en la parte más baja durante diez minutos, y luego se baja la temperatura a 220º unos 20 minutos o hasta que veas que está hecho.




Nota.: La receta, adaptada a mis gustos, pero poca adaptación que conste, es original de mi amiga Reme Reina. Yo hago normalmente la mitad de su receta porque el horno es pequeño y tengo poco tiempo. Pero lo suyo, una vez que te pones, es hacer la receta completa. ROSCOS DE VINO MALAGUEÑOS


9 dic. 2016

MANTECADOS DE ALMENDRA Y CANELA (Dulces navideños)


Ingredientes:
  • 500 g de  harina de repostería
  • 200 g de manteca de cerdo
  • 25 g de aceite de oliva virgen extra (en esta ocasión ,  de Finca La Torre, Bobadilla-Málaga)
  • 150 g de azúcar glas
  • 70 g de almendras peladas
  • Una cucharadita de canela
  • Ralladura de media naranja
  • una pizca de sal
  • Huevo y sésamo tostado para decorar
 Preparación:
  1. Lo primero es secar la harina. Según mi amiga Reme, de quien sé este truco, hay que SECARLA, no TOSTARLA. Para eso hay que darle poca temperatura durante más tiempo y remover. En la bandeja del  horno pones la harina extendida, y el horno a 100º durante unos 60-70 minutos, removiendo cada poco tiempo para que no tome color y se haga por todas partes igual.
  2. Tuesta un poco las almendras, lo puedes hacer en el horno o en una sartén con cuidado, y cuando la harina y las almendras estén ya frías, podemos empezar con la receta.
  3. En un bol pon la manteca de cerdo a temperatura ambiente, el aceite, el azúcar glas y mezcla hasta que la masa esté suave.
  4. Echa la harina con la canela y demás ingredientes y mezcla o amasa bien hasta que se despegue del bol.
  5. Espolvorea el resto de la harina sobre la mesa de trabajo, y extiende la masa con un rodillo a un centímetro y medio o dos de grosor.
  6. Con un cortador redondo ve preparando las piezas (a mí no me gustan muy grandes) y ponlos sobre una bandeja de horno.

  7. Enciende el horno a 200º
  8. Pinta con el huevo batido y adorna con ajonjolí o sésamo.
  9. Mantén en el horno de 10-12 minutos, o hasta que el mantecado esté dorado.
  10. Deja enfriar sobre una rejilla el tiempo suficiente hasta estén bien fríos, que están muy blandos cuando salen del horno, y se pueden romper si no se manipulan con cuidado.
  11. A ver... pasarlos de una bandeja a otra, con sumo cuidado, y perder 15 del tirón.... ¡qué coraje me dio! pues no, que no pase más .

Por cuarto año, el AOVE de Finca la Torre ha obtenido el "Premio Alimentos de España al Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra”. Se trata del máximo reconocimiento a la excelencia en materia oleícola en nuestro país otorgado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 






7 dic. 2016

BORRACHUELOS (DULCE NAVIDEÑO)

·   Ya sabéis que no soy de Málaga, y cuando llegué aquí y ví estos dulces típicos de la Navidad, reconozco que no me gustaron mucho. Me parecían demasiado empalagosos.
     Pero en realidad es que los que había en las pastelerías eran muy grandes, o estaban bañados en miel, que  no me gusta demasiado para ciertos productos.
     El caso es que cuando los probé caseros, eso ya fue diferente. Y desde entonces, ya los hago en Navidad y me gustan más. También los hago más pequeños, y así se comen de un tirón. 
      La receta es de mi amiga Reme, receta familiar que con tanto mimo enseña en su blog.
     La publico, primero para tenerla más fácilmente localizable, y segundo, porque una amiga a quien ayer enseñé a hacer, y que consulta mi blog, quiere tenerla para hacerlos ella también. 
      Hacer estos borrachuelos me trae recuerdos, no de mi infancia, sino de otro tiempo pasado que fue muy feliz. Muy reciente, pero muy feliz. Momentos que no volverán, al menos con las personas que me acompañaban. Recuerdos felices, y tristes, como la vida misma.
       De momento ayer los viví con mi amiga Rocío, y disfrutamos mucho. ¡Gracias, Rocío ,  por confiar en mí, una aprendiz más !  
D
           Ingredientes:
  •     375 harina repostería y una pizca de sal 
  •       125 grs.aceite de oliva virgen extra
  • ·     40 grs. de vino dulce moscatel
  • ·      40 grs. de vino blanco seco
  •        15 grs. anís
  • ·      40 grs. zumo naranja
  •        35 grs. de azúcar 
  • ·      1 cucharadita de levadura Royal
  • ·      1 cucharadita de anís en grano
  • ·      1 cucharadita de sésamo
  • ·      1 cucharadita de canela molida
  • ·      cáscara de limón y cáscara de naranja
·      ------------------
   Aceite de oliva virgen extra suficiente para freir.

          Azúcar para rebozar los borrachuelos
 
·      Preparación:
  1. En una sartén o cazo pon el aceite y la cáscara de limón y naranja (sólo la parte amarilla o naranja, nunca la parte blanca de la fruta).
  2. Cuando estén doradas, aparta del fuego y saca las cáscaras, y echa el ajonjolí (sésamo) y la matalahúga (anís en grano). Deja que enfríe.
  3. En un bol grande echa la harina y añade los líquidos (zumo y vinos)
  4. Mezcla con una cuchara de madera y añade el aceite con las semillas. Y poco a poco, primero con la cuchara y luego a mano, mezcla.
  5. Amasa sólo hasta que se desprenda fácilmente de las paredes del cacharro y de tus manos.
  6. Tapa con un paño limpio y deja reposar media hora. No hace falta que esté en frío.
  7. Estira la masa, o bien con un rodillo o tomando porciones como una bola y aplastando con la palma de la mano.
  8. Corta con un cortador redondo y pasa el rodillo especial de borrachuelos o con un tenedor. Debe de quedar una pieza muy fina, pero no demasiado, que si no se te rompe.
  9. En el centro puedes poner un poco de cabello de ángel, o crema de batata cocida, o chocolate… o nada.
  10. Dobla la masa por la mitad y une bien los bordes para que al freír no se rompan y se salga el relleno.
  11. Fríe en aceite caliente, pero no demasiado, que si no se queman por fuera y se quedan crudos por dentro.
  12.   Saca sobre papel de cocina para absorber el aceite, y luego reboza en azúcar. Deja enfríar.

Según mi amiga Reme, autora de este receta, el secreto de una buena fritura del borrachuelo está en la cantidad de aceite que debe ser abundante para que el borrachuelo quede cubierto, y en la temperatura que debe ser media, para que se fría bien por dentro.
Si haces mucha cantidad de borrachuelos, llegará el momento que el aceite se pone muy oscuro. Sácalo y pon aceite nuevo, así evitas que los últimos borrachuelos se frían en un aceite requemado.



Para conservarlos, en latas o fiambreras de plástico, y entre capa y capa papel de cocina y así absorbe el aceite sobrante. Duran varios días,
si no os los coméis antes.