26 oct. 2015

CÓMO SE HACE EL ATÚN ENCEBOLLADO (Receta popular de la cocina mediterránea)

No sé cómo, pero nunca había cocinado atún fresco. ¡Bueno, miento!
Hice hace siete años el atún en escabeche, y lo publiqué al poco de abrir mi blog, pero no gustó mucho y me olvidé de él.
El otro día vi en mi pescadería un atún con muy buena pinta, y me decidí a llevármelo a casa.
Le eché valor y lo cociné de la forma más tradicional. Un plato de la cocina malagueña, andaluza y mediterránea.
Un plato que tuvo mucho éxito, por lo que seguro que repito.
Os pongo, y me pongo, la receta para no olvidarla:
Ingredientes:
  • 500 g de atún fresco
  • una cebolla bien grande
  • 2 dientes de ajo
  • una hja de laurel
  • 100 ml de vino blanco
  • pimienta en grano
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto
  • un poco de pimentón dulce y azafrán en hebra.
Preparación:
  1. Limpia el atún, trocea y deja en un recipiente con agua para que se desangre una media hora. Se volverá de un color más claro, como rosáceo.
  2. En una cazuela echa el aceite, y sofríe los ajos laminados junto a la cebolla en rodajas finas, pimienta y laurel.
  3. Cuando la cebolla esté dorada añade el atún, perejil, vino y sazona. 
  4. Deja unos 15 minutos a fuego medio bajo, añadiendo un poco de agua si hiciera falta.
  5. sirve caliente o frío.



video

ATÚN:
El atún fresco se convierte en una de las fuentes más excelentes en ácidos grasos omega-3, siendo sumamente rico en grasas DHA y EPA. Como de buen seguro sabrás, ambas grasas protegen y previenen de las enfermedades cardiovasculares, ayudando a mantener sano el corazón, además de a cuidar el cerebro.
También destaca su alto contenido en proteínas, indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro organismo al convertirse en nutrientes indispensables.
En lo que se refiere a su contenido en minerales, destaca sobretodo la existencia de magnesio yselenio, que precisamente complementan la acción de los omega-3, gracias a que también ayudan acuidar el corazón.
En lo que se refiere al contenido en vitaminas, destaca su contenido en vitamina E (una vitamina potente antioxidante), y en vitaminas del grupo B (como la vitamina B12, útil para mejorar la circulación). (beneficios del atún)
OTRAS RECETAS CON ATÚN
de Ángeles Ballesta
 
 

24 oct. 2015

PASTEL DE CALABAZA CON ESPECIAS Y COBERTURA DE CHOCOLATE (divertido)


Una reflexión: Intento, en la medida de lo posible, sacar todo lo bueno de las situaciones. Quedarme con lo bueno de las personas. Encontrar la parte positiva de un hecho o acontecimiento. Disfrutar de una actuación, aunque en general me aburra, seguro que algo bueno le saco.... 
Pues igual me pasa con la cocina, y en este caso, con las fiestas que nos han llegado de otros lugares e irrumpen en nuestras casas y en nuestras vidas como huracanes. Como ejemplo, la fiesta de Halloween. Me niego a entrar en esa vorágine de vampiros sangrientos, dedos mutilados (aunque sean de chocolate, argggggg) y dientes chorreando sangre... que no!!!
Pero me encantan los fantasmitos blancos, o las brujitas con escoba o sin ella, que yo más de una vez lo he sido, una brujita. Y fantasma también, por qué no... a lo largo de mis 53 años seguro que alguna vez se me ha escapado y he sido fantasma.
Fue ver esta tarta, y querer hacerla. De sabor impresionante. Espectacular. Y el resultado estético, seguro que mejora en vuestras manos.
Pero divertida es un rato. 
Me quedo con la festividad de Todos los Santos, con nuestras gachas con picatostes, y nuestros dulces de calabaza con azúcar, boniatos y castañas... 
Pero conviven bien estos platos típicos de la cocina española, con unas galletas de fantasmitas, o una tarta de este estilo. ¿no?

Bueno, reflexiones a parte, os dejo la receta, porque tenéis que hacerla.
Además no quiero que se me olvide, porque ésta la repito.
Ingredientes:
  • Una naranja
  • 250 g de calabaza (limpia y sin pepitas)
  • 12 cucharadas de aceite de girasol
  • 200 g de azúcar moreno
  • 4 huevos M
  • 230 de harina bizcochona
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 3 cucharaditas rasas de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida (opcional)
  • Una pizca de clavo molido (opcional)
  • 100 g de pepitas de chocolate o con leche
 Decoración:
  • 1 naranja
  • 50 g de mantequilla pomada
  • 100 g de azucar glas
  • colorante naranja o rojo y amarillo
  • 100 g de chocolate negro o con leche
  • 1/4 de cucharadita de canela molida, un cuarto de cucharadita de jengibre en polvo 
  • Para estas cantidades, un molde de 20 cm
  •  
Preparación:
  1. Precalienta el horno a 180º y prepara el molde
  2. Pela la calabaza y quita las semillas (obteniendo los 250 g) y ralla con un rallador por los agujeros más grandes.
  3. Ralla la cáscara de la naranja con los agujeros pequeños y reserva en un cuenco grande.
  4. Bate el aceite de girasol con la ralladura de naranja y el azúcar durante un minuto.
  5. Añade los huevos uno a uno, y bate antes de añadir el siguiente.
  6. Incorpora la calabaza rallada, tamiza la harina, levadura, bicarbonato y especias. Y termina añadiendo las pepitas de chocolate.
  7. Remueve bien y mezcla todos los ingredientes.
  8. Pasa la masa al molde y hornea unos 50 m, comprobando con un palito o brocheta si está hecho.
  9. Deja en el molde 10 minutos y después vuelca sobre una rejilla para que se enfríe.
 Preparación de la cobertura:
  1. Ralla la cáscara de la naranja y reserva la mitad en un cuenco, donde añadirás la mantequilla.
  2. Bate hasta que esté cremoso. Tamiza el azúcar y añade una cucharadita del zumo de la naranja, junto a las gotas de colorante, tanto naranja, como si sutilizas el rojo y el amarillo.
  3. Bate hasta que adquiera el color que más te guste.
  4. Cuando el pastel esté frío extiende la cobertura naranja por las paredes, y mete en el frigorífico.
  5. Finalmente, funde el chocolate (microondas o baño maría) y añade la canela
  6. , el jengibre y la otra mitad de la ralladura de naranja.
  7. Cubre el pastel  con el chocolate fundido de manera que caiga por los laterales.
  8. Echa en la parte de arriba, con el dorso de una cuchara o una pala, ve extendiendo hasta el borde del bizcocho hasta que empiece a caer por los bordes. Procura que chorree por todo el contorno.
  9. Las calabazas pues ya véis. Muy fácil.
  10. Fondant blanco coloreado. Se hace una bola, y con un palillo de dientes le haces los surcos verticales.
  11. En la parte de arriba lo hundes un poco con el dedo o una esteca, y le puedes poner un clavo (especia) sin la bolita y haces un rulito de fondant coloreado en verde para el rabito de la planta.
  12. O decora con ralladura de naranja.


15 oct. 2015

GALLETAS CLÁSICAS DE CANELA Y MANTEQUILLA FÁCILES

Unas ricas galletas apetecen en cualquier momento, y metidas en un bote de cristal con tapadera hermética, o en una lata, duran crujientes mucho tiempo. Lo único es que no tendrás ocasión de tenerlas muchos días guardadas, porque están muy ricas y son ideales a cualquier hora. 

Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar
  • 1 huevo L
  • 2 cucharaditas de canela en polvo 
  • 250 g de harina de repostería
  • 6 g de levadura de repostería , tipo royal o similar.
Para cubrir las galletas

  • 4 cucharadas de azúcar normal
  • 2 cucharadas de canela en polvo
Preparación:
  1.  Precalienta el horno a 180º, calor arriba y abajo

  2. Pon la mantequilla y el azúcar en un cuenco y bate con ayuda de una máquina de varillas durante 5 minutos. O también puedes hacerlo con varillas manuales, hasta que quede bien mezcladas.
  3. Añade el huevo entero y bate durante otros 2 minutos.
  4. Tamiza la harina, la canela y la levadura e incorpora, mezclando hasta formar una masa homogénea.
  5. Haz una bola, y envuelve en film transparente. Deja en el frigorífico 1 hora.
  6. Pon la masa entre dos láminas de papel de horno y pasa un rodillo. El grosor sería menos de 1/2 cmt., para que nos queden finas y crujientes. También puedes dejarlas más gruesas, eso ya a gusto del consumidor o consumidora.
  7. Corta la masa con un cortador a tu gusto y mete la bandeja 5 minutos en el congelador. Si no cabe, métela en el frigorífico 15 minutos.
  8. Cubre las galletas con un poco de azúcar y canela y hornea durante 13 minutos aproximadamente. Yo mezclo ambas y la mezcla la pongo en un colador pequeño y espolvoreo sobre la masa, y así quedan más uniformemente cubiertas y sin grumos. 
  9. Deja enfriar en una rejilla.
  10. Para estirar la masa más fácilmente es mejor que esté muy fría. Y si estiras la masa entre dos láminas de papel de horno, te resultará más fácil porque así no se pega al rodillo. Otra forma es enharinando una superficie lisa donde ponemos la masa, y espolvoreando por encima de la masa y el rodillo. Así no se pega nada.


Nota: Yo hacía estas galletas hace muchos años, -bueno, éstas no, otras parecidas- y las hacía un poco a ojo. tenía los ingredientes más o menos calculados. Pero como Susana de webos fritos tiene una receta que creo que se le parece, y pone muy bien los ingredientes, pues la he sacado de ahí. ¡Gracias Susana, porque yo ya no me acordaba!