24 may. 2013

GEL DE TOMILLO Y GLICERINA (hecho en casa)


Siempre me ha gustado hacer mis propios jabones, cremas y geles. No tengo muchos conocimientos al respecto, pero cada cierto tiempo pruebo a hacer algo sencillo y que dé resultado.

Y aquí me tenéis con un gel de baño sano, ecológico y que huele muy bien. Además el tomillo ejerce sobre la piel efectos tonificantes. Se  puede usar como jabón de ducha y es bueno para tratar problemas de hongos y trastornos en la piel.

Ingredientes para un bote de 500 ml. de agua destilada.

  • 50 gramos de jabón de glicerina,
  • 40 gramos de tomillo.

Preparación:
  1. Pon en un cazo el agua destilada con el tomillo y lleva a ebullición durante dos minutos.
  2. Deja reposar otros diez minutos y cuela.
  3. Trocea en porciones menudas el jabón de glicerina y échalo al agua de haber cocido el tomillo, y remueve a fuego medio sin que llegue a hervir, hasta que se deshaga el jabón. 
  4. Deja enfriar y envasa. 
  5. Guarda en un recipiente hermético.

21 may. 2013

PASTA FRESCA CASERA CON RECETAS EXPRÉS (cocina saludable)

Como no publico habitualmente a menudo, y no por ganas, sino por falta de tiempo, a veces se me acumulan recetillas. Y cuando voy a publicar alguna, nunca sé cuál elegir, porque hay algunas que me da el impulso y publico antes que otras que están esperando a salir a la luz.
Y hoy me ha ocurrido algo así. Lo he hecho esta tarde. No es una receta original, ni complicada. Es muy fácil, muy sencillo, pero el hacerlo ha sido tan satisfactorio, que no he publicado en cuanto lo he terminado, porque teníamos que cenar, que si no...
Hace unos días, mi amiga Laura Piñero de cocinax2 impartió un taller de pasta fresca en el Km0 Club Gtastronómico de Málaga. Fue muy buena profesora, muy buena comunicadora, y lo pasamos estupendamente. Tan buena, tan buena, que cuando salí me fui, a pesar de estar muy cansada, a ver si encontraba una maquinita para hacer pasta.
Pero como no encontré nada, hice unos raviolis que eran más fáciles.
Laura me ha prestado su máquina, para que la utilice y vea si me conviene o no comprarla.
Esta tarde-noche abrí la caja y comencé a montar la máquina. Empecé a sentir que eso sería un trasto más. Que pesaba mucho. Que no la manejaba bien. La masa me salía regular, o eso pensaba. Al poner la manivela no encajaba... ¡yo qué sé la de cosas! jajaja. Pensaba que un cacharro más para la cocina y que no me merecía la pena... Pero cuando aquello empezó a tomar forma, y los espaguetis y tallarines salieron, dejé secar sobre una percha (sugerencias de Laura), y cocí en abundante agua con sal... ahí fue donde dije: ¡¡yo quiero una máquina!!. Pero qué preciosos salieron, qué color tan bonito... qué brillo... y qué buenos.
Hoy quería ver cómo me manejaba con la máquina, y aunque no comencé con buen pié, de momento me hice con ella. Creo que dos batidas más, y seremos buenas amigas.
¡Ay, Laurita, que esto me gusta mucho!
Y las recetas, para no quitarle protagonismo a la pasta en sí, son bien sencillas.Además que para una cena vienen muy bien, porque se preparan en poquísimo tiempo.
Como hice espaguetis y tallarines (les metí unas hojas de perejil en medio, como hizo Angeles Ballesta), preparé dos aliños.
INGREDIENTES:
  • Pasta fresca, (100 gramos de sémola de trigo duro, un huevo mediano, una pizca de sal y una cucharada de agua)
  • un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra. (En este caso utilicé el de Finca La Torre, considerado este año Mejor Aceite de Oliva Virgen Extra de la Campaña, a nivel nacional, y a la categoría de producción ecológica,  por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente) ¡ahí es ná!. 
  • Cuatro dientes de ajo,
  • perejil y orégano (uno para cada plato). También se puede poner ajo y albahaca.
PREPARACIÓN:
  1. Cocemos la pasta al dente con abundante agua hirviendo ligeramente salada.
  2. Mientras la pasta se cuece, tomamos una sartén y ponemos el aceite con los ajos en láminas a fuego suave, para que se queden doraditos. Los míos se tostaron un poco, pero estaban muy ricos.
  3. Cuando la pasta esté cocida en su punto (para la pasta fresca sólo dos o tres minutos), la sacamos y escurrimos (no demasiado) y la ponemos sobre un plato.
  4. Condimentamos con el aceite y los ajos, y mezclamos con bastante hierba elegida, como perejil en el caso de los espaguetis u orégano en el caso de los tallarines. Después espolvoreamos con un poco de pimienta molida. ¡Y ya está, a disfrutar!
Las fotos están hechas con el móvil, y no con muy buena luz, pero tenía tantas ganas de publicarlas que no he esperado a cargar las batería de la cámara, ni a hacerla otra vez.
AJO: Posee importantes propiedades alimenticias, dietéticas y curativas. Colabora en la mejora de la diabetes, la tensión arterial alta, y gran purificador pulmonar. Tiene efectos positivos contra la gripe, los dolores reumáticos y artríticos.
PEREJIL: La hierba aromática más antigua y la que más se emplea en la cocina.
Posee gran cantidad de vitaminas, como A, B y C, y sales minerales como hierro, calcio, y magnesio.
Ayuda a controlar la infección de la vejiga y riñones, regula las vías urinarias y depura la sangre. Antianémico y antireumático.
ORÉGANO: Se emplea bastante en las pizzas, ensaladas y salsas. Se le atribuyen propiedades tónicas, diuréticas, purificantes de als vías respiratorias y acción contra el resfriado.
OS DEJO CON UNAS FOTOS DEL TALLER DE LAURA PIÑERO.
Laura explica la diferencia entre pasta seca y pasta fresca. Los ingredientes básicos que son la harina de ´semola de trigo duro, huevos y sal y agua. 
También nos habla del material imprescindible, que es muy poco. Una maquinita nos facilita mucho el trabajo, sobre todo para dejar la masa muy fina y poder cortarla. Se encuentran en el mercado muy baratas. Lo demás es ollas para cocer la pasta, cuencos, cucharas, y poco más.
¡Bueno, sí, una percha! Para colgar la pasta mientras seca.

Explicando Laura y Reme como colaboradora, porque también sabe mucho.






Tras el taller, disfrutamos de un almuerzo con la pasta que hicimos en el taller, y fueron espaguetis, tallarines y un postre dulce, raviolis de cacao con nutella y dulce de leche. ¡Una delicia!
Y cuando llegué a la casa, después de una búsqueda infractuosa de la dichosa maquinita, hice los raviolis con un rodillo y mucha fuerza en los brazos. Eso sí, poca cantidad.



Y aquí mis RAviolis de cacao, rellenos de dulce de leche,sobre helado de vainilla y sopa de chocolate blanco. 







Y en ésta otra foto;


Raviolis de cacao rellenos 
de fresa sobre sopa de chocolate blanco.

Y para terminar esta entrada y resumen del taller de Laura, una foto de dos de las alumnas, colaboradoras y también maestras, y sobre todo amigas, Reme de AlsurdelSur y Ángeles, de kesito blog.
Ésta fue la tónica de toda la jornada, tanto del taller como después del almuerzo.







14 may. 2013

SALSA para pescado DE PATATAS muy fácil

Esta salsa es típica de la zona andaluza de Sierra Morena, en la provincia de Jaén y va muy bien con los platos de pescado.
Es una salsa que se prepara en poco tiempo, en 30 minutos está lista.

Ingredientes:

  • Dos patatas medianas,
  • Un pimiento verde,
  • medio pimiento rojo si es grande,
  • Dos dientes de ajos,
  • Dos tomates muy colorados y dos cucharadas de tomate triturado,
  • Una cucharadita de las de postre de comino,
  • Tres clavos,
  • Una hoja de laurel,
  • cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra,
  • sal y pimienta.
  • Un vaso de agua.
Preparación:
  1. Pela y pica las patatas en cuadraditos medianos, y rehoga en la sartén con el aceite, junto al pimiento rojo, luego el verde y los ajos picados.
  2. Lava, pela y trocea los tomates, y cuando estén un poco pasados, añade el tomate triturado.
  3. Echa una cucharadita de cominos, los clavos, la hoja de laurel, sal y pimienta.
  4. Deja cocer unos dos minutos.
  5. Pasa esta mezcla por la batidora, y antes prueba de sal y pimienta.
Hoy esta salsa ha servido de acompañamiento para unos filetes de lubina que he comprado en una tienda de congelados  y estaba muy rica, con lo cual es un plato sabroso y económico.


6 may. 2013

TARTA DE CHOCOLATE Y NATA para el día de las madres.


No podía dejar pasar ni un minuto más sin poner la receta de esta tarta, porque está tan rica, que no quiero que se me olvide cómo la hice, y además lo prometí esta mañana, cuando puse la foto.

Así es que, aprovechando que ayer fue el cumpleaños de mi amiga Mª José Sánchez, y le hice una tarta, y que hoy es el día de las madres, pues la he hecho también, os dejo esta deliciosa receta
¡Feliz semana!


Ingredientes: Para 12 personas.
Bizcocho:
  • 5 huevos
  • 220 gramos de azúcar,
  • 200 gramos de harina,
  • Una cucharadita de levadura en polvo,
  • Un limón rallado. 
  • Para almíbar: Cuatro cucharadas de agua. Tres cucharadas de azúcar, un chorreón de coñac.
Para la crema de chocolate:

  • Una tableta y poco menos de media de chocolate negro, (unos 400 g.). En este caso, chocolate
    Valor.
  • 200 ml. de nata líquida
Crema de nata:
  • 10 hojas de gelatina,
  • 600 ml. de nata líquida,
  • Una lata de leche condensada, 150 g. aproximadamente,
  • Una cucharadita de aroma de vainilla,
  • Dos cucharadas de cacao en polvo. (opcional)
  • Chocolate negro y blanco, para una decoración bicolor.
  • 30 gramos de manteca de cacao.
Preparación:
  1. Bate las yemas con la mitad del azúcar y reserva. 
  2. Bate las claras con el azúcar restante, y bate hasta tener una crema esponjosa. Mezcla ambos masas.
  3. Añade la harina y la levadura, y finalmente la ralladura de limón..
  4. Precalienta el horno a 180º.
  5. Engrasa un molde grande y vierte la masa en el molde  de 30x 40., y mete en el horno durante 25 minutos.
  6. Comprueba que esté hecho por dentro. Saca y deja enfriar.
  7. Mientras, prepara la crema de chocolate, troceado, y al baño maría. Añade en cuanto empiece a derretirse, la nata y mezcla con la crema de chocolate.Deja enfriar un poco.
  8. Abre el bizcocho por la mitad, rellena con la crema y tapa con la otra mitad del bizcocho.
  9. Baña con el almíbar el bizcocho.
  10. Mete de nuevo el bizcocho, ya relleno, en el molde.
Para la crema de nata
  1. Ablanda la gelatina en agua fría. 
  2. Bate la nata, incorpora la leche condensada y la vainilla. Saca un vaso del preparado anterior y ponlo a fuego lento con la gelatina escurrida, moviendo para que no se derrita. Saca y mezcla con lo anterior..
  3. En el molde donde tenemos de nuevo el bizcocho, vierte toda la nata. Espera que se enfríe un poco, y decora con la masa que habías reservado junto con la cucharada de cacao.
  4. También puedes decorar, una vez frío, con una capa de dos chocolates. En este caso he sacado el bizcocho, lo he puesto sobre una rejilla y he cubierto con los chocolates derretidos.
  5. Deja que se enfríe y  ¡A disfrutar!


3 may. 2013

PAN EN CACEROLA Y AL HORNO Fácil. Práctica taller pan de Reme, ALSURDELSUR

Después de un tiempo sin publicar, ¿Con qué receta vuelvo a la carga?
Pues he preferido hacerlo atendiendo las peticiones de cómo se hace el PAN EN CACEROLA, cuyas fotos publiqué en facebook.
Este pan lo aprendí en el taller de panes que impartió mi querida amiga Reme, del blog Alsurdelsur, hace unos días en el Km0 Club Gastronómico de Málaga.
Y éste es el pan que yo hice siguiendo sus instrucciones. Sencillo. Rápido. Y exquisito.

PAN EN CACEROLA Y AL HORNO
Ingredientes:
  • 400 gramos de harina de panadería,
  • 220 gramos de agua,
  • 25 gramos de aceite de oliva virgen extra,
  • 8 gramos de sal,
  • 15 gramos de levadura fresca o 5 g. de levadura seca de panaderia
  • Un puñado de semillas de lino dorado (opcional), un puñado de Sésamo. 
Preparación:
En un cuenco ancho y grande pongo todos los ingredientes y mezclo hasta integrarlo bien.
Primero la harina y sal y el aceite.
Al agua tibia, le pongo la levadura con una cucharadita de azúcar  y la dejo 5 m.
Pongo también las semillas, que pueden ser lino, sésamo o al gusto. O ninguna.

Amaso unos diez minutos, hasta conseguir una masa elástica y que se despegue de las manos.Y con ellas, de fuera hacia dentro, voy formando una bola. Se puede amasar a mano o en una máquina para amasar, que hará el trabajo más fácil.
A esto se le llama BOLEAR el pan. Que significa manipular la porción de masa, para formar una bola firme, compacta y con la cubierta lisa y tersa, para que al hornearlo salga el pan más bonito y se hornee sin huecos. 
En este momento estaría listo para meter en una pirex de cristal (que es donde lo hizo Reme) o en una cacerola de barro o acero, teniendo en cuenta que tiene que soportar altas temperaturas, y no es conveniente que tenga ningún material que se deteriore en el horno.
Si no lo haces en olla, pon la bola en un bol y tapa éste con papel film transparente y un paño húmedo  encima. Deja que leve una hora.
Después  haz la forma del pan y greña con un cuchillo fino (rajas a lonlargo o ancho del pan, haciendo una cruz, p.ej, y tapa con el paño otra hora más .
Mete en el horno precalentado a 230 grados, durante 10 m. Despues baja a 190 otros 20 m o cuando esté  del color apropiado.
Saca y enfría  sobre una rejilla.

Volviendo a la manera de hacerlo en la olla, Yo utilicé una de esas ollas de acero, con su tapadera.
Dejé el pan en el cuenco y lo tapé con un paño húmedo  y lo dejé una hora a que levara un poco.
No es necesario, pero si se hace el pan sale mucho mejor.





Aquí se ve cómo subió el pan después de una hora de levado.



Precaliento el horno  a 220º durante diez minutos, calor arriba y abajo. Mientras mojo los dedos con aceite y froto la bola suavemente..



Espolvoreo un poco de harina, y con una cuchilla, cútter, le hago el GREÑADO. Esto es una palabreja muy rara, pero en realidad es el corte que se le hace a los panes en la superficie, después del proceso de fermentación y facilita así la cocción del pan.

Aquí cada persona lo hace a su manera, consiguiendo en ocasiones, ser una marca del panadero.
Si os digo un secretillo, es una de las partes que más me gusta en la elaboración del pan. Y me sale muy bien desde que utilizo la cuchilla que me regaló (mejor que me apropié tras un préstamo), Laurita, del blog COCINAX2, otra experta en masas y panes, de quien también se aprende mucho.
Espolvoreo harina en la cacerola, meto el pan, tapo la olla y al horno, y pongo la olla en la bandeja más cercana a la SOLERA. ¡jajaj, OTRA PALABREJA.! Cuando ví eso en el dossier que nos preparó Reme, me eché  las manos a la cabeza, ¿qué será la solera? Reme me lo aclaró, la solera es la parte baja del horno, el suelo del horno. 
Y cuando termina, y con cuidado, le doy un golpe seco al CULO del pan... ¡horror! ¿al culo, cómo que al culo? A ver, Reme, aclárame, que me estás liando. 
Pues sí, a la parte baja del pan, se le da con el puño, y si suena hueco, el pan está listo, si no, lo dejamos unos minutos más. 
Saca, pon sobre una rejilla y deja enfriar. Y sale algo tan rico como esto.