5 oct. 2008

Al comprar latas...

Hay que rechazar por completo las latas deformadas, abolladas, abombadas, oxidadas y con fisuras. No son muy fiables. Antes de destapar una lata, lávala con agua caliente, enjuágala bien y sécala.