23 ago. 2015

PAN CORONA CON YOGUR

Estamos a 23 de agosto de 2015. Primer día de todo este verano de 2015 que puedo decir que ha refrescado. ¡vaya mes de julio y vaya mes de agosto! Altísimas temperaturas, ni un solo día de descanso. Unos días más seco, pero en general, calor húmedo, al menos aquí en Málaga.
Eso no me ha impedido encender el horno.¡ De todas formas lo paso mal, al menos, así, al final hay algo apetitoso en mi cocina, y el calor que paso tiene una recompensa!
Pero hoy ha refrescado algo. ¡Qué alivio! Y me han entrado unas ganas locas de hacer pan.
¡vamos a hacerlo paso a paso!

Ingredientes:
  • 175 ml de agua
  • 200 ml de yogur natural
  • una cucharadita y media de sal
  • 500 g de harina de fuerza más un poco para espolvorear
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 25 g de levadura fresca de panadería, o una cucharadita y 1/4 de levadura seca (8g.)
 Preparación:
  1. En un bol echa el agua con la levadura y remueve hasta que se disuelva bien. Añade el yogur batido, y la harina mezclada con la sal y el azúcar. Remueve y mezcla.
  2. Amasa de la forma que tengas costumbre. Yo en este caso lo hice con la Kitchen Aid, y lo tuve a velocidad mìnima con el gancho amasando durante 10 minutos. Primero unos minutos a velocidad 1, y luego a velocidad 2.
  3. Si lo haces a mano, durante unos 20 minutos (Primero mezclas bien todos los ingredientes en un bol, y amasas. Líquidos por un lado -agua más levadura fresca más yogur-  y secos por otro -harina, sal y azúcar-). Cuando empiece a despegarse de las paredes saca la masa a una superficie enharinada y continua amasando hasta que quede fina y elástica.
  4. Si es en máquina, deja la masa en el bol y tapa con un paño húmedo. Deja que leve una hora aproximadamente en un sitio cálido. Tiene que doblar su volumen.
  5. Saca la masa y enharina una superficie lisa. Si la masa se te pega a las manos, úntate un poco de aceite en las manos para sacarla. Y echa harina sobre la superficie. Desgasifica la masa (quitar el aire) amasando ligeramente y forma una bola. Haz el hueco bastante grande para que al levar no desaparezca. Hay gente que pone un bol untado en aceite dentro para que no se cierre. Pero a mí no me gusta, porque se queda un agujero muy artificial. Pero eso va en gustos.
  6. Tapa de nuevo con un paño húmedo y deja reposar una media hora.
  7. Con un cutter que utilices para el pan, haz el greñado (corte que se hace en la superficie)  y espolvorea harina.
  8. Introduce en el horno a 220º calor arriba y abajo. Si pones un bol con agua dentro del horno o espolvoreas agua, la corteza saldrá más crujiente. Yo esta vez la quiero más blandita, así es que no lo hice.
  9. Deja en el horno de 20 a 25 minutos, depende de vuestro horno. Pero empieza por 20 minutos y comprueba. 
  10. cuando termine pásalo a una rejilla y deja enfriar.

 


7 ago. 2015

TERCIOPELO DE TOMATE con tomates Huevo de toro


Con dos grandes tomates huevo de toro, carnosos, muy colorados y pretos, quería preparar algo distinto. Y buscando, buscando apareció esta receta y el nombre me gustó mucho.
No deja de ser un salmorejo o porra, o un gazpacho, pero con algún toque que lo hace distinto.
La autora es Carme Ruscalleda, y la receta está en el libro Cocinar para Ser feliz, del Círculo de Lectores.

Ingredientes:
  • 1 kg de tomates maduros
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 pimiento verde
  • 300 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 20 ml de vinagre de Módena
  • 10 ml de vinagre de Jerez
  • 2 trozos de miga de pan
  • 1 cucharada de mostaza en polvo
  • sal y pimienta
Preparación:
  1. Lava los tomates y el pimiento. Trocea
  2. Pela y lava la cebolla y trocea junto con el diente de ajo
  3. Echa todo en un recipiente alto y tritura muy bien
  4. Añade el aceite, los vinagres, el pan, la sal y la pimienta.
  5. Pasa por el pasapurés y guarda en la nevera unas horas para que se enfríe.
  6. Al colarse bien adquiere un bonito color parecido al terciopelo, de ahí su nombre.
  7. Acompaña con tropezones como trocitos de atún, aceitunas, pan tostado con aceite....

5 ago. 2015

HELADO BATICATE, EL HELADO DE LA AXARQUÍA

En estos días en que ya estamos más que cansados de tanta calor (y es que llevamos demasiados seguidos sin refrescar) lo que más apetecen son helados.
Y si los hacemos en casa estaremos añadiendo valor a las propiedades y beneficios que nos aportan las frutas, puesto que controlamos los ingredientes y sabemos, sin añadir conservantes ni colorantes, lo que estamos tomando.
Y además, ¡es tan fácil! Mucho más fácil de lo que en un principio nos creemos.
Éste ya lo he repetido en varias ocasiones, y es que gusta mucho, ya que no es demasiado dulce y de paso aprovecho la fruta madura.
Un día hace años, ojeando una revista, me encontré con el BATICATE, batido típico de Benamargosa, pueblo de la Axarquía malagueña. ¡Curioso nombre! Es un batido básicamente de aguacate con plátano, al que se le añade miel y canela al gusto. En algunas recetas lo encontraréis sin plátano, aunque a mí me gusta el saborcito que le da. Os dejo aquí la receta por si queréis hacer el batido
 ¿y por qué no hacer un helado con este batido? Pues dicho y hecho, helado de baticate. En  resumen, un helado de aguacate al que se le añade plátano y además aderezado con miel y canela. ¡¡¡ummmmm!!!!

Ingredientes:
  • 2 aguacates grandes
  • Medio plátano
  • 3 cucharadas de miel (en este caso era miel de flores del Valle del Guadalhorce. La Molina)
  • También puedes sustituir una de las cucharadas por azúcar en grano.
  • 150 ml. de leche
  • 250 ml de nata para montar
  • Medio limón
  • Un poco de canela (optativo)
 Preparación:
  1. Pela, quita el hueso central y  trocea los aguacates y el plátano, y riega con el zumo del limón.
  2. Bate junto con la leche, azúcar y miel.
  3. Incorpora la nata ( si lo haces a mano, que sea semimontada).
  4. Para hacer el helado de forma tradicional, a mano, es conveniente, como dije antes, montar la nata y luego mezclar con el puré. Lo metes en un recipiente y lo tapas con film transparente y con su tapadera y al congelador durante una hora. 
  5. Saca y remueve con un tenedor. Vuelve al congelador, hasta dentro de otra hora más, que vuelves a remover.
  6. Repite esto varias veces removiendo bien, para evitar que se formen cristales. Esto favorecerá que sea más cremoso.
  7. Si lo haces con heladera, una vez que lo tengas todo mezclado, echa en la máquina y bate durante 30 minutos. Introduce en el recipiente de igual forma y reserva unas horas en el congelador.
  8. Puedes echarle un poco de canela por encima, o una salsa de chocolate.



PROPIEDADES DEL AGUACATE:
El ingrediente protagonista de esta receta es el aguacate, una fruta que se caracteriza por su alto contenido en grasas de tipo monoinsaturado, como en el aceite de oliva. Este fruto también aporta una buena cantidad de vitamina E, sustancia antioxidante, lo que, unido a las grasas anteriores, hace que este plato sea muy recomendable para evitar situaciones de riesgo cardiovascular. Por todo eso es bueno para prevenir el colesterol a la vez que mejora la vista.

28 jul. 2015

PANECILLOS CON ESPECIAS Y SEMILLAS DE SABOREXQUISITOS

¡Eso mismo digo yo!

¡Sabores exquisitos! ¡Olores exquisitos!
A Ana Suárez la conocí cuando fui a Benalmádena, a la presentación del libro de Arroces de Málaga del periodista  Fernando Sánchez. Ese día se organizó un showcooking de paellas,  y el grupo gastronómico Pipirrana Málaga participamos haciendo un arroz cortijero, o de campo, bueno, bueno de verdad.
Ana estaba allí, con sus especias, muy bien puestas, muy ordenadas. Unas metidas en unos sencillos pero preciosos botes; los tés en latas primorosamente colocadas; otras en unos botes más pequeños, que dejaban ver el color y los tamaños de las sales con las que cuenta; y las últimas para degustación, exhalando todo su perfume. Nunca habíamos coincidido, pero desde el primer momento formamos un buen equipo.
Y mientras sofreíamos la carne y la verdura, y nuestro arroz en paella iba tomando forma, ella nos iba regalando, además de olores, sonrisas y palabras bonitas.
Iba y venía haciendo fotos, disfrutando como una niña pequeña, con esa vitalidad que da la ilusión, y el tomarse la vida "saboreando" cada instante, cada momento como único y especial.
Y ese día me regaló también un botecito con unas especies que olian a gloria bendita. 
Y para estrenar mi Kitchen Aid con las masas, quise hacer unos bollitos, algo sencillito pero con esencia. 
Me acordé de ellas, abrí el bote, lo olí.... ¡¡ummm!!  Olían de maravilla, y de golpe me llegaron esos recuerdos de dos meses atrás; llegaron a mis oídos las sonrisas de Ana, las palabras que sonaban a juegos infantiles, por lo simpáticas y llenas de vitalidad, los abrazos y los besos de nuestra despedida, y me di cuenta que ahora era el momento de utilizarlas. Ahora y con mis bollitos. 
Ah.... por cierto... No me acordaba cómo se llamaban. Puse en órbita a todas las chicas de pipirranamlg por el watsap. Hice fotos, con más luz, con menos, más lejos, más cerca....
Y mis amigas comenzaron a opinar. 
Pero ninguna fuimos capaces en ese momento de acordarnos. Así es que, un poco avergonzada, eché valor y le pregunté directamente a Ana.
¡Rápida y veloz me contestó... RAz al hanout....¡Así cualquiera se acordaba! jejej, pero ya no se me olvida. Además ese olor embriaga. Es una mezcla de especias para platos árabes, como el cous cous que también preparé anoche para cenar. 
Y después de amasar, y hacer las formas de los bollitos, espolveré unas pocas especies, semillas de sésamo, flores de sal..., y al igual que los magos con sus polvos mágicos.... ¡Se creó la magia! 
Os dejo la receta por si os apetece hacerlos.
Para la masa:
  • 275 ml de agua
  • 30 g de mantequilla sin sal
  • 470 g de harina de fuerza
  • 1 cdta de azúcar
  • 1 cdta y 1/2 de sal
  • 1 y 1/4 de cucharadita de levadura seca de panadería
Para pintar los panecillos.
  • Una yema de huevo y una cucharada de agua. Semillas de amapola
  • Semillas de sesamo, especias raz al hanoult, flores de sal.
Preparación:
  1. En un  bol echa el agua tibia y la levadura. Remueve y deja 5 minutos.
  2. Mientras, pesa la harina, añade la sal y reserva.
  3. Incorpora al agua la mantequilla ablandada, y el azúcar. Remueve.
  4. finalmente añade, poco a poco, la harina con la sal y ve amasando como normalmente lo hagas. O bien a mano, o bien con una máquina de amasar.
  5. Yo en esta ocasión lo hice con mi KA, y lo puse a velocidad 1, con el gancho, durante diez minutos. Momento que la masa ya se despegaba de las paredes.
  6. Luego lo tapas el bol con un paño o con papel film transparente y dejas levar durante una hora.
  7. Transcurrido el tiempo, sacas la masa y cortas en dos.
  8. Y de cada uno de los pedazos saca cinco bollos (no son muy grandes, unos 60 g cada uno).
  9. Dale la forma que más te guste, y vuelve a cubrir con papel film transparente ligeramente untado en aceite o con un paño. Deja 30 minutos.
  10. Precalienta el horno a 200º calor arriba y abajo, pinta los bollos con la yema del huevo mezclada con el agua, y espolvorea con las semillas y las especias.
  11. Introduce en el horno y hornea durante 10 minutos hasta que se doren. Si ves que están muy blancos, deja dos o tres minutos más. Ya sabes. Depende de cada horno.  
  12. Saca y deja enfriar sobre una rejilla.
  13. Salen unos bollitos muy ricos, y con una masa estupenda. Y muy aromáticos.
   


Caroline, Ana y una servidora en Benalmádena
Una pequeña parte del grupo Pipirrana Málaga con ana en la presentación del Libro Arroces de Málaga.
¡Yo ya tengo mi libro y firmado por el autor! 100 arroces de Málaga.

1 jul. 2015

COBERTURA BRILLANTE O ESPEJO DE CHOCOLATE BLANCO

Uno de los retos más difíciles, y más ansiados, que yo misma me impongo, es conseguir la cobertura de chocolate con brillo, o cobertura espejo.
Es un poco complicado, porque hay que medir, remover sin que salgan "pompitas" y conseguir que no pierdan el brillo.
Durante mucho tiempo ha sido mi "objeto del deseo", y gracias a internet, y a mis maestros chocolateros, ahora puedo practicar y conseguir que salga medianamente bonito. Satisfecho mi deseo inicial, ahora sólo me queda practicar mucho y trabajarlo en mil y una situaciones.
No me sale perfecto, lo sé, y menos el chocolate blanco, pero os dejo la receta por si alguien no la encuentra y quiere entrar en esta aventura maravillosa.

De quien más aprendo, en todo lo relacionado con el chocolate, además de mis maestros David Pallás, Fran Segura y Fernando Javier Falces, es de Esther Sánchez, que tiene una página que se llama Chocolatísimo donde aprendo mucho porque lo explica todo muy bien.
Aunque hay otras recetas para conseguir este brillo, ésta en concreto me gusta mucho y me da muy buen resultado. Ahora mismo no sé de dónde la saqué, porque la tengo chuleteada en una libreta de apuntes que llevo a todas partes. En cuanto lo averigüe os lo digo.

Ingredientes:
  • 200 g de chocolate blanco de cobertura
  • 67 g de leche
  • 20 g de nata líquida 
  • 33 g de glucosa
  • 2'5 g de gelatina en hojas

Preparación:
  1. Derrite el chocolate al baño maría o en el microondas
  2. Deja la gelatina en agua fría para que hidrate. Saca y seca un poco con un paño.
  3. Calienta la leche con la nata y la glucosa, sin que llegue a hervir.
  4. Añade a la leche la gelatina hidratada y seca.
  5. Añade la mezcla sobre el chocolate fundido, poco a poco sin dejar de remover, en movimientos circulares.
  6. Es importante no batir la mezcla para que no coja burbujas de aire.
  7. Remueve suavemente con una espátula de silicona, y así va enfriando de modo homogéneo.
  8. Al alcanzar los 28º aproximadamente o cuando la mezcla esté más espesa, retira la tarta  o el mousse del congelador, desmolda y reparte la cobertura por encima.
  9. Deja en el frigorífico de un día para otro.
COBERTURA DE CHOCOLATE BLANCO BRILLANTE, COLOREADA

Sobre una mouse o pastel de vainilla, con corazón de fresa, y decorado con noodles de chocolate blanco, una pizca de curry y lo que quieras.... la imaginación no tiene límites.





video



26 jun. 2015

HELADO DE MORAS MUY FÁCIL


Si te regalan una caja de moras del campo, en su mejor momento, y además hace tanta calor como ahora, ¿qué mejor que hacer que un helado casero?

Es muy fácil, y lo puedes hacer con una máquina de hacer helado o sin ella.  En esta ocasión lo hice a  mano y salió muy cremoso.



Ingredientes:

  • 500 g de moras
  • 6 cucharadas de azúcar 
  • 2 cucharadas de agua
  • 300 ml de nata

Preparación:

  1. En un cazo pon las moras, el agua y el azúcar. Tapa y calienta a fuego lento durante 5 minutos. Remueve.
  2. Tienes dos opciones: o lo pasas por el pasapurés, o lo cuelas con un colador presionando con el dorso de una cuchara para sacar bien todo el jugo.
  3. Deja enfriar.
  4. Bate la nata para espesar, pero no excesivamente. Incorpora el puré de moras frío.
  5. Vierte la mezcla en un recipiente adecuado y Deja en el congelador una hora y remueve con el tenedor.
  6. Al cabo de otra hora, vuelve a remover. Así en varias ocasiones, para romper los cristales y que salga más cremoso.
Si utilizas una máquina de hacer helado, bate el puré de moras durante 10 minutos y luego añade la nata (En este caso no tendrás que batir la nata). Sigue batiendo hasta que adquiera la consistencia deseada.

Las moras o zarzamoras son frutos muy apreciados en repostería, y tienen interesantes propiedades medicinales por las sustancias que contienen.
Gran contenido de vitamina A y C, y propiedades antioxidantes, que son imprescindibles para prevenir infecciones, sobre todo las del tracto respiratorio.
También contienen flavonoides que es un antioxidante que protege las células de los daños ambientales y previenen accidentes cardiovasculares.
Al mismo tiempo ayudan a mantener bajos los niveles de colesterol malo.

panna cotta de moras
Otras recetas con moras de mis amigas blogueras:
Blog Alsurdelsur. Reme Reina PANNA COTTA DE MORAS 
Tarta helada de moras y manzana
blog Las REcetas de Marichu y las mías, Begoña.



3 jun. 2015

BARRITAS DE CEREZAS Y AVENA INTEGRAL

Para un desayuno o merienda, para un postre, o como un aperitivo entre horas, cereales y fruta, una buena combinación.

 Ingredientes:
Para la base:
  • 200 g de harina de repostería
  • 70 g de almendras en polvo
  • 40 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla
  • Un huevo grande
  • 1 pellizco de sal
  • 200 g de cerezas
Para la costra:
  • 50 g de harina
  • 80 g de copos de avena (en este caso eran integrales)
  • 80 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar moreno
  • Frutos rojos liofilizados
Preparación:
  1. Primero la base. en un bol grande pones la harina con la almendra molida, el azúcar, el huevo y la mantequilla reblandecida a temperatura ambiente y la sal.
  2. Mezcla con las manos hasta conseguir una masa homogénea.
  3. Deja reposar unos minutos.
  4. Extiende la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada y forma la base que irá sobre el molde elegido, que será de unos 30 cm, aprox. 
  5. Cubre con esto el fondo del molde y coloca las cerezas sin hueso y partidas por la mitad.
  6. Mezcla los ingredientes de la costra y repártelo sobre las cerezas. Desmenuza y salpica el conjunto con la fruta liofilizada.
  7. Precalienta el horno a 180º y deja que se haga durante 35 minutos, aprox. 
  8. Cuando esté tostado retira del horno y deja enfriar antes de cortarlo a tu gusto.

Receta del libro REPOSTERÍA FÁCIL Y DIVERTIDA CON LÉKUÉ

29 may. 2015

BOCADITOS DE GAMBAS RECETA DE COCINA ASIÁTICA


Hace más de un año me regalaron un libro de LA COCINA ASIÁTICA.

No es que no me guste este tipo de cocina, es que no tenía ningún libro sobre ella. Siempre termino cogiendo libros de repostería, de chocolate, de cocina mediterránea.... pero nunca se me había ocurrido traerme uno así.
¡pues me hizo mucha ilusión, claro que sí! ¡Muchas gracias, Fabiola, fue un gran acierto!
Y ese mismo día que llegó a mi casa, busqué recetas con ingredientes que tuviera y lo estrené con estos bocaditos.
Ya los he hecho en varias ocasiones, y es que son muy fáciles de hacer, rápidos y están muy ricos. Y a todos gusta mucho.
Pasamos a la receta:
Ingredientes para 4 personas:
  • 100 gramos de langostinos (pueden ser congelados) crudos y pelados.
  • 2 claras de huevo
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1/4 de cucharadita de azúcar
  • un poco de sal
  • 2 cucharadas de hojas de cilantro fresco
  • 2 rebanadas de pan de molde, a ser posible del día anterior
  • aceite vegetal o de cacahuetes para freír.
Preparación:
  1. Machaca los langostinos pelados en un mortero hasta que se conviertan en una pasta.
  2. Mezcla la pasta de langostinos con una de las claras de huevo, y una cucharada de maicena.
  3. Agrega el azúcar, la sal y las hojas de cilantro picadas (puedes cortarlos con la tijera de cocina)
  4. En otro plato mezcla la otra clara con la otra cucharada de maicena,
  5. Corta las rebanadas de pan de molde en ocho triángulos pequeños.
  6. Unta la parte superior de cada trozo con la mezcla de la clara de huevo y maicena.
  7. Añade una cucharadita de la pasta de gambas. Alisa la parte superior.
  8. Calienta bastante aceite en una freidora o wok,
  9. Este libro dice que para comprobar que la temperatura esté en su punto óptimo para freirlos, se echa un trozo de pan que se dora en 30 segundos.
  10. Fríe los bocaditos durante dos minutos con el lado de las gambas hacia abajo. 
  11. Dale la vuelta con dos tenedores  y fríelos por la otra cara otros dos minutos más, hasta que queden dorados.
  12. Deja escurrir el aceite sobrante sobre papel de cocina, y sirve.


27 may. 2015

GAZPACHO DE AGUACATES CON CRUJIENTE DE IBÉRICO (Recetas con #Saboramalaga)

Vuelvo con fuerza y con muchas ganas de compartir recetas que gustan en casa. Muchas de ellas las tengo en borradores, que rescato y ven la luz después de un tiempo, y como ya hace calor, hoy toca el gazpacho, pero de aguacate. Rico, rico, pero que muy rico.
Ingredientes para 4 personas:

  • 3 aguacates maduros
  • medio pepino
  • Un pimiento verde que no sea grande,
  • Una cebolla pequeña
  • Un tomate rojo de tamaño mediano
  • Zumo de medio limón
  • Lonchas de jamón ibérico 
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una cucharadita de vinagre de jerez
  • Sal
  • Medio vaso de agua

 Preparación: (15 m.)

  1. Pela los aguacates y trocéalos. Riega con el zumo del limón.
  2. Pela el pepino, la cebolla y el pimiento. Y trocea.
  3. Lava, escalda, pela, quita las semillas y corta el tomate.
  4. Pon en el vaso de la batidora el pimiento, la cebolla, el pepino y el tomate.
  5. Tritura hasta conseguir una crema lisa.
  6. Incorpora los aguacates, la sal y el agua. Tritura de nuevo.
  7. Agrega el vinagre.
  8. Yo le pongo poco, y voy añadiendo según el gusto. Igual hago con la sal, probando hasta que está al punto.
  9. Al final del batido, comprueba si te gusta más líquida o más espesa, añadiendo agua; y  unas gotas de aceite de oliva.
  10. En una sartén sin aceite, saltea el jamón en tiras y cuando esté crujiente decora con él el gazpacho. También puedes acompañar con un poco de cebollino picado, o unas hojas de menta, o trocitos de pepino y manzana.... y unas gotas de Aceite de oliva virgen extra.

24 may. 2015

TARTA DE ESPELTA Y ALMENDRAS-Especial anticandidiasis

¡Cuánto tiempo desaparecida!
Lo siento. Pero había una necesidad imperiosa de desconectar y dedicarme a estudiar, a mi edad?, sí lo sé, pero no quedaba más remedio. O sí, o sí.
Pero todo ha terminado, y ya puedo respirar tranquila y volver a mis quehaceres culinarios que tanto me gustan.
Podría volver con cualquier receta, de pescado, de huevos, de verduras, postres.... Tengo un montón de recetas para publicar, y no encuentro el tiempo ni la tranquilidad.
Pero vuelvo con una tarta especial. Para personas con intolerancias alimenticias, sobre todo, y en particular, para aquellas que padecen de candidiasis. También es una tarta apropiada para dietas bajas en calorías e indicada para diabéticos. Y como está muy rica, ¡vamos, que podemos tomarla todos!
Mi hermana Trini me ha enseñado mucho en esto, y tras sus consejos y mis investigaciones,  al final sale algo así de rico.

Ingredientes: para el bizcocho:
  • 3  huevos M
  • 100 g. azúcar de coco
  • 150 ml leche de soja
  • 180 g de harina de espelta integral
  • 30 g de almendras molidas
  • 100 ml de Aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de sal.
  • Un paquete de gasificante (doble, uno azul y otro blanco)
  • En este caso, dos fresas maduras y media manzana.(opcional)
  • Media vaina de vainilla
  • ralladura de limón
 Para la crema pastelera:

  • 5 gramos y medio de stevia granulada (la que yo tenía venía en sobrecitos de un gramos, por lo que usé 5 y la mitad de uno de ellos)
  • 2 yemas de huevo
  • 250 g de leche de soja
  • 25 gramos de maicena o 50 g. de harina integral de maíz
  • la piel de media naranja o de limón. 
  • La otra mitad de la vaina de vainilla
Para cobertura de chocolate
  • 200 g Chocolate negro sin azúcar
  • 180 gramos de nata vegetal sin azúcar
  • una pizca de canela
Preparación
Vamos por partes, que aunque parezca complicado, no lo es.
Primero hacemos la crema pastelera y la cobertura.
- Crema pastelera:
  1. Si tienes thermomix puedes hacerlo poniendo todos los ingredientes menos la piel de limón o de naranja en el vaso, programa 3 y 1/2 durante 10 segundos.
  2. Añade ahora las pieles que utilices  y programa 6 minutos, 90º velocidad 2.
A mano: 
  1. Disuelve la maicena en un poco de leche fría.
  2. El resto de la leche pon a calentar con la piel del limón o naranja, y cuando rompa a hervir, apaga y tapa. Deja así hasta que se enfríe. Después retira las pieles.
  3. Cuando esté fría, Bate las yemas con  la leche
  4. Mezcla ambas preparaciones y pon en un cazo sobre otro con agua, al baño maría, y remueve hasta que espese. Añade la estevia y vuelve a remover un minuto.
  5. Vuelca sobre un cuenco y tapa con film transparente hasta que se enfríe completamente.
- Cobertura de chocolate.
  1. Ralla o trocea muy menudito el chocolate.
  2. Calienta la nata y vuelca sobre el chocolate. Remueve muy bien hasta que se forme la ganache. Aromatiza con un poco de canela molida.
  3. Deja igualmente en un cuenco a enfriar.
Y por último, el bizcocho:
  1. Precalienta el horno durante diez minutos a 180º.
  2. Bate los huevos con el azúcar y una pizca de sal, hasta que la mezcla esté esponjosa.
  3. Añade el aceite y la leche de soja y bate de nuevo.
  4. Tamiza la harina y el gasificante. Incorpora junto con las almendras molidas y bate.
  5. Abre a lo largo la vaina de vainilla y raspa las semillas de dentro, y añádelas a la masa ya batida.
  6. Añade dos fresas muy maduras machacadas y un trozo de manzana rallado. (esto es opcional. Si no puedes tomar fruta o no tienes en ese momento, no pasa nada, el bizcocho estará igual de rico)
  7. Ralla la cáscara de un limón, sólo la parte amarilla, y remueve con la masa.
  8. Utiliza un molde redondo, desmontable. Yo además, lo forro con papel de horno.
  9. Rellena con la mezcla y mete en el horno ya precalentado, a media altura, y lo dejo unos 40 minutos. De todas formas, cada horno es un mundo. Así es que controla tu bizcocho, con un palillo de dientes, en el medio, introduce para ver si sale totalmente seco. Si no es así, deja otros cinco minutos más.

el bizcocho se me abrió un poco por arriba,por lo que le dí la vuelta y lo puse boca abajo, así se aplastó un poco. Luego lo decoré por esta parte, que está más lisa. 


Si se abre puede ser por una alta temperatura, o por más levadura de la que admite. Pero como éste es el primer bizcocho que hago con esta harina, y estos ingredientes, pues no sé muy bien cómo saldría mejor. Así es que seguiré investigando. De todas formas, como no necesitamos un bizcocho perfecto estéticamente, no pasa nada. Podemos probar a hornearlo a 170º, unos 45 m.

y lo último, MONTAR LA TARTA.
  1. Corta el bizcocho ya frío por la mitad. 
  2. Riega con un poco de zumo de naranja ambas partes.
  3. Rellena con la crema pastelera, o mermelada de frutas, o una ganache de chocolate
  4. Vuelve a unir con cuidado ambas partes.
  5. Cubre con la ganache de chocolate y decora a tu gusto






28 abr. 2015

TORTILLAS DE MERLUZA Y VERDURAS

En la revista SABER COCINARtve he encontrado recetas muy fáciles y muy sabrosas en la línea de este blog: sencillas, baratas, rápidas y para toda la familia.
Y aquí os dejo la última que he probado.
Ingredientes:
  • 3 huevos
  • 150 g de filetes de merluza, puede ser congelada
  • Un pimiento verde pequeño
  • 3 Champiñones
  • Una cebolla pequeña
  • Una hoja de laurel
  • Una patata mediana
  • Unas ramitos de perejil
  • Sal y aceite de oliva virgen extra.
Preparación :
  1. Pela la patata, trocea y cuece 10-12 m en agua con sal, la cebolla troceada y el laurel.
  2. Saca la patata y el laurel y en el agua cuece la merluza. Escurre y desmenuza.
  3. Limpia el pimiento y trocea en tiras, y los champiñones en láminas.
  4. Saltea unos minutos con una cucharadita de AOVE.
  5. Mezcla todos los ingredientes con los huevos batidos y el perejil picado. Sazona.
  6. Cuaja tortillas en una sartén pequeña con una cucharadita de AOVE. 
  7. Sirve con rebanadas de pan tostado, untadas con tomate rallado o de bote, y un hilo de AOVE. Está realmente bueno.


30 mar. 2015

FIDEOS TOSTADOS CON LANGOSTINOS Y ALIOLI DE PIMIENTO DE PIQUILLO

Hay veces que una va a un sitio a comer, y se enamora de un plato, y no se queda tranquila hasta que no "lo imita".
¡Pues eso me ha pasado a mí, soy bastante caprichosa!
Hace pocos meses, un domingo, , a pesar de que no lo tenía previsto, me fui a comer con mis amigas del grupo Pipirrana, al restaurante MOMA, en Churriana (Málaga). 
Quería dedicar ese día a estudiar, y a limpiar la casa y organizar. Pero ya llevaba varios días sin parar, y mi amiga Laura me convenció que había que descansar, y cambiar de chic. Hacía tiempo que no nos veíamos, y era una buena ocasión.
Angeles fue quien decidió dónde iríamos a comer, y una elección muy acertada.
Nos trataron de maravilla, y todo lo que comimos estaba riquísimo, bien presentado, y bastante cantidad.
Y este plato me gustó especialmente, y hoy he querido imitarlo.
El resultado ha sido muy bueno y os dejo cómo lo hice. Es bastante fácil, y aunque hay muchas recetas, no hay ni que consultarlas, es un poco intuitivo..

Ingredientes:

  • 300 g de fideos medianos
  • 400 g de fumet de pescado
  • 16 langostinos
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra para tostar los fideos y para dorar las gambas y ajos
  • 2 dientes de ajo y una guindilla (cayena).
  • una cucharada de salsa de soja,
  • una jibia pequeña
  • para el fumet: las cáscaras de los langostinos, un trozo de puerro, un poco de apio, una zanahoria, sal y pimienta, al gusto. 
  • para el alioli de piquillo: Aceite de oliva virgen extra, de la variedad arbequina. También puedes utilizar aceite de girasol o un aceite de oliva suave; .dos dientes de ajo, un poco de sal, un chorreón de zumo de limón y dos pimientos del piquillo, y un huevo.
  • Para decorar, un poco de perejil.
Preparación

  1. Primero prepara el fumet, o caldo de pescado.
  2. En una sartén honda, o cacerola, con unas gotas de aceite, dora las cabezas y aplasta con una espumadera,  para que suelten su jugo.
  3. Añade agua suficiente (como más de medio litro) e incorpora las verduras. Deja cocer mientras preparas los fideos y el ali-oli, unos 20 minutos (retira la espuma conforme vaya saliendo). Salpimenta.
  4. En una sartén aparte, echa una cucharada de aceite de oliva virgen extra, con un ajo troceado sin la parte central, con los langostinos pelados y la jibia a trocitos pequeñitos. Sofríe hasta que los langostinos cambien de color y se vuelvan rositas y cojan ese color tan apetecible. Saca y reserva.
6. En la misma sartén, añade otra cucharada de aceite de oliva virgen extra, y el otro diente de ajo troceado (siempre retira el centro, para que no piquen). 
7. Incorpora una guindilla y los fideos. Empieza a rehogar para que se vayan tostando, removiendo con cuidado que no se quemen. Casi al final, unos diez minutos, riega con una cucharadita de salsa de soja. Eso le da un sabor muy rico y además se ponen más oscuros.
8. Cuando estén en ese punto, añade el caldo de pescado y deja cocer otros diez minutos, hasta que los fideos queden sueltos. Remueve y añade los trocitos de la jibia.
9. Ahora prepara el alioli, como tradicionalmente, 
10. En el vaso de la batidora, pon el huevo, los ajos pelados y sin la parte central, un chorreón de zumo de limón, un poco de sal y aceite que cubra el huevo. Emulsiona. 
Al final le pones los dos pimientos del piquillo y bates de nuevo.
Sirve los fideos calientes cubiertos con la salsa de alioli y los langostinos.


¡Por cierto! Este restaurante al que fuimos fue todo un descubrimiento, y de los buenos.
Además de una atención estupenda, su cocina es casera, pero con toques de diseño, que hacen disfrutar de cada plato, donde los sabores mediterráneos,  y malagueños, destacan con muy buenas presentaciones.
Su cocinero, Víctor Luque, encantador por cierto, nos sorprendió con unas ensaladas muy apetitosas.