1 jul. 2015

COBERTURA BRILLANTE O ESPEJO DE CHOCOLATE BLANCO

Uno de los retos más difíciles, y más ansiados, que yo misma me impongo, es conseguir la cobertura de chocolate con brillo, o cobertura espejo.
Es un poco complicado, porque hay que medir, remover sin que salgan "pompitas" y conseguir que no pierdan el brillo.
Durante mucho tiempo ha sido mi "objeto del deseo", y gracias a internet, y a mis maestros chocolateros, ahora puedo practicar y conseguir que salga medianamente bonito. Satisfecho mi deseo inicial, ahora sólo me queda practicar mucho y trabajarlo en mil y una situaciones.
No me sale perfecto, lo sé, y menos el chocolate blanco, pero os dejo la receta por si alguien no la encuentra y quiere entrar en esta aventura maravillosa.

De quien más aprendo, en todo lo relacionado con el chocolate, además de mis maestros David Pallás, Fran Segura y Fernando Javier Falces, es de Esther Sánchez, que tiene una página que se llama Chocolatísimo donde aprendo mucho porque lo explica todo muy bien.
Aunque hay otras recetas para conseguir este brillo, ésta en concreto me gusta mucho y me da muy buen resultado. Ahora mismo no sé de dónde la saqué, porque la tengo chuleteada en una libreta de apuntes que llevo a todas partes. En cuanto lo averigüe os lo digo.

Ingredientes:
  • 200 g de chocolate blanco de cobertura
  • 67 g de leche
  • 20 g de nata líquida 
  • 33 g de glucosa
  • 2'5 g de gelatina en hojas

Preparación:
  1. Derrite el chocolate al baño maría o en el microondas
  2. Deja la gelatina en agua fría para que hidrate. Saca y seca un poco con un paño.
  3. Calienta la leche con la nata y la glucosa, sin que llegue a hervir.
  4. Añade a la leche la gelatina hidratada y seca.
  5. Añade la mezcla sobre el chocolate fundido, poco a poco sin dejar de remover, en movimientos circulares.
  6. Es importante no batir la mezcla para que no coja burbujas de aire.
  7. Remueve suavemente con una espátula de silicona, y así va enfriando de modo homogéneo.
  8. Al alcanzar los 28º aproximadamente o cuando la mezcla esté más espesa, retira la tarta  o el mousse del congelador, desmolda y reparte la cobertura por encima.
  9. Deja en el frigorífico de un día para otro.
COBERTURA DE CHOCOLATE BLANCO BRILLANTE, COLOREADA

Sobre una mouse o pastel de vainilla, con corazón de fresa, y decorado con noodles de chocolate blanco, una pizca de curry y lo que quieras.... la imaginación no tiene límites.





video



26 jun. 2015

HELADO DE MORAS MUY FÁCIL


Si te regalan una caja de moras del campo, en su mejor momento, y además hace tanta calor como ahora, ¿qué mejor que hacer que un helado casero?

Es muy fácil, y lo puedes hacer con una máquina de hacer helado o sin ella.  En esta ocasión lo hice a  mano y salió muy cremoso.



Ingredientes:

  • 500 g de moras
  • 6 cucharadas de azúcar 
  • 2 cucharadas de agua
  • 300 ml de nata

Preparación:

  1. En un cazo pon las moras, el agua y el azúcar. Tapa y calienta a fuego lento durante 5 minutos. Remueve.
  2. Tienes dos opciones: o lo pasas por el pasapurés, o lo cuelas con un colador presionando con el dorso de una cuchara para sacar bien todo el jugo.
  3. Deja enfriar.
  4. Bate la nata para espesar, pero no excesivamente. Incorpora el puré de moras frío.
  5. Vierte la mezcla en un recipiente adecuado y Deja en el congelador una hora y remueve con el tenedor.
  6. Al cabo de otra hora, vuelve a remover. Así en varias ocasiones, para romper los cristales y que salga más cremoso.
Si utilizas una máquina de hacer helado, bate el puré de moras durante 10 minutos y luego añade la nata (En este caso no tendrás que batir la nata). Sigue batiendo hasta que adquiera la consistencia deseada.

Las moras o zarzamoras son frutos muy apreciados en repostería, y tienen interesantes propiedades medicinales por las sustancias que contienen.
Gran contenido de vitamina A y C, y propiedades antioxidantes, que son imprescindibles para prevenir infecciones, sobre todo las del tracto respiratorio.
También contienen flavonoides que es un antioxidante que protege las células de los daños ambientales y previenen accidentes cardiovasculares.
Al mismo tiempo ayudan a mantener bajos los niveles de colesterol malo.

panna cotta de moras
Otras recetas con moras de mis amigas blogueras:
Blog Alsurdelsur. Reme Reina PANNA COTTA DE MORAS 
Tarta helada de moras y manzana
blog Las REcetas de Marichu y las mías, Begoña.



3 jun. 2015

BARRITAS DE CEREZAS Y AVENA INTEGRAL

Para un desayuno o merienda, para un postre, o como un aperitivo entre horas, cereales y fruta, una buena combinación.

 Ingredientes:
Para la base:
  • 200 g de harina de repostería
  • 70 g de almendras en polvo
  • 40 g de azúcar
  • 60 g de mantequilla
  • Un huevo grande
  • 1 pellizco de sal
  • 200 g de cerezas
Para la costra:
  • 50 g de harina
  • 80 g de copos de avena (en este caso eran integrales)
  • 80 g de mantequilla
  • 60 g de azúcar moreno
  • Frutos rojos liofilizados
Preparación:
  1. Primero la base. en un bol grande pones la harina con la almendra molida, el azúcar, el huevo y la mantequilla reblandecida a temperatura ambiente y la sal.
  2. Mezcla con las manos hasta conseguir una masa homogénea.
  3. Deja reposar unos minutos.
  4. Extiende la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada y forma la base que irá sobre el molde elegido, que será de unos 30 cm, aprox. 
  5. Cubre con esto el fondo del molde y coloca las cerezas sin hueso y partidas por la mitad.
  6. Mezcla los ingredientes de la costra y repártelo sobre las cerezas. Desmenuza y salpica el conjunto con la fruta liofilizada.
  7. Precalienta el horno a 180º y deja que se haga durante 35 minutos, aprox. 
  8. Cuando esté tostado retira del horno y deja enfriar antes de cortarlo a tu gusto.

Receta del libro REPOSTERÍA FÁCIL Y DIVERTIDA CON LÉKUÉ

29 may. 2015

BOCADITOS DE GAMBAS RECETA DE COCINA ASIÁTICA


Hace más de un año me regalaron un libro de LA COCINA ASIÁTICA.

No es que no me guste este tipo de cocina, es que no tenía ningún libro sobre ella. Siempre termino cogiendo libros de repostería, de chocolate, de cocina mediterránea.... pero nunca se me había ocurrido traerme uno así.
¡pues me hizo mucha ilusión, claro que sí! ¡Muchas gracias, Fabiola, fue un gran acierto!
Y ese mismo día que llegó a mi casa, busqué recetas con ingredientes que tuviera y lo estrené con estos bocaditos.
Ya los he hecho en varias ocasiones, y es que son muy fáciles de hacer, rápidos y están muy ricos. Y a todos gusta mucho.
Pasamos a la receta:
Ingredientes para 4 personas:
  • 100 gramos de langostinos (pueden ser congelados) crudos y pelados.
  • 2 claras de huevo
  • 2 cucharadas de maicena
  • 1/4 de cucharadita de azúcar
  • un poco de sal
  • 2 cucharadas de hojas de cilantro fresco
  • 2 rebanadas de pan de molde, a ser posible del día anterior
  • aceite vegetal o de cacahuetes para freír.
Preparación:
  1. Machaca los langostinos pelados en un mortero hasta que se conviertan en una pasta.
  2. Mezcla la pasta de langostinos con una de las claras de huevo, y una cucharada de maicena.
  3. Agrega el azúcar, la sal y las hojas de cilantro picadas (puedes cortarlos con la tijera de cocina)
  4. En otro plato mezcla la otra clara con la otra cucharada de maicena,
  5. Corta las rebanadas de pan de molde en ocho triángulos pequeños.
  6. Unta la parte superior de cada trozo con la mezcla de la clara de huevo y maicena.
  7. Añade una cucharadita de la pasta de gambas. Alisa la parte superior.
  8. Calienta bastante aceite en una freidora o wok,
  9. Este libro dice que para comprobar que la temperatura esté en su punto óptimo para freirlos, se echa un trozo de pan que se dora en 30 segundos.
  10. Fríe los bocaditos durante dos minutos con el lado de las gambas hacia abajo. 
  11. Dale la vuelta con dos tenedores  y fríelos por la otra cara otros dos minutos más, hasta que queden dorados.
  12. Deja escurrir el aceite sobrante sobre papel de cocina, y sirve.


27 may. 2015

GAZPACHO DE AGUACATES CON CRUJIENTE DE IBÉRICO (Recetas con #Saboramalaga)

Vuelvo con fuerza y con muchas ganas de compartir recetas que gustan en casa. Muchas de ellas las tengo en borradores, que rescato y ven la luz después de un tiempo, y como ya hace calor, hoy toca el gazpacho, pero de aguacate. Rico, rico, pero que muy rico.
Ingredientes para 4 personas:

  • 3 aguacates maduros
  • medio pepino
  • Un pimiento verde que no sea grande,
  • Una cebolla pequeña
  • Un tomate rojo de tamaño mediano
  • Zumo de medio limón
  • Lonchas de jamón ibérico 
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una cucharadita de vinagre de jerez
  • Sal
  • Medio vaso de agua

 Preparación: (15 m.)

  1. Pela los aguacates y trocéalos. Riega con el zumo del limón.
  2. Pela el pepino, la cebolla y el pimiento. Y trocea.
  3. Lava, escalda, pela, quita las semillas y corta el tomate.
  4. Pon en el vaso de la batidora el pimiento, la cebolla, el pepino y el tomate.
  5. Tritura hasta conseguir una crema lisa.
  6. Incorpora los aguacates, la sal y el agua. Tritura de nuevo.
  7. Agrega el vinagre.
  8. Yo le pongo poco, y voy añadiendo según el gusto. Igual hago con la sal, probando hasta que está al punto.
  9. Al final del batido, comprueba si te gusta más líquida o más espesa, añadiendo agua; y  unas gotas de aceite de oliva.
  10. En una sartén sin aceite, saltea el jamón en tiras y cuando esté crujiente decora con él el gazpacho. También puedes acompañar con un poco de cebollino picado, o unas hojas de menta, o trocitos de pepino y manzana.... y unas gotas de Aceite de oliva virgen extra.

24 may. 2015

TARTA DE ESPELTA Y ALMENDRAS-Especial anticandidiasis

¡Cuánto tiempo desaparecida!
Lo siento. Pero había una necesidad imperiosa de desconectar y dedicarme a estudiar, a mi edad?, sí lo sé, pero no quedaba más remedio. O sí, o sí.
Pero todo ha terminado, y ya puedo respirar tranquila y volver a mis quehaceres culinarios que tanto me gustan.
Podría volver con cualquier receta, de pescado, de huevos, de verduras, postres.... Tengo un montón de recetas para publicar, y no encuentro el tiempo ni la tranquilidad.
Pero vuelvo con una tarta especial. Para personas con intolerancias alimenticias, sobre todo, y en particular, para aquellas que padecen de candidiasis. También es una tarta apropiada para dietas bajas en calorías e indicada para diabéticos. Y como está muy rica, ¡vamos, que podemos tomarla todos!
Mi hermana Trini me ha enseñado mucho en esto, y tras sus consejos y mis investigaciones,  al final sale algo así de rico.

Ingredientes: para el bizcocho:
  • 3  huevos M
  • 100 g. azúcar de coco
  • 150 ml leche de soja
  • 180 g de harina de espelta integral
  • 30 g de almendras molidas
  • 100 ml de Aceite de oliva virgen extra.
  • Una pizca de sal.
  • Un paquete de gasificante (doble, uno azul y otro blanco)
  • En este caso, dos fresas maduras y media manzana.(opcional)
  • Media vaina de vainilla
  • ralladura de limón
 Para la crema pastelera:

  • 5 gramos y medio de stevia granulada (la que yo tenía venía en sobrecitos de un gramos, por lo que usé 5 y la mitad de uno de ellos)
  • 2 yemas de huevo
  • 250 g de leche de soja
  • 25 gramos de maicena o 50 g. de harina integral de maíz
  • la piel de media naranja o de limón. 
  • La otra mitad de la vaina de vainilla
Para cobertura de chocolate
  • 200 g Chocolate negro sin azúcar
  • 180 gramos de nata vegetal sin azúcar
  • una pizca de canela
Preparación
Vamos por partes, que aunque parezca complicado, no lo es.
Primero hacemos la crema pastelera y la cobertura.
- Crema pastelera:
  1. Si tienes thermomix puedes hacerlo poniendo todos los ingredientes menos la piel de limón o de naranja en el vaso, programa 3 y 1/2 durante 10 segundos.
  2. Añade ahora las pieles que utilices  y programa 6 minutos, 90º velocidad 2.
A mano: 
  1. Disuelve la maicena en un poco de leche fría.
  2. El resto de la leche pon a calentar con la piel del limón o naranja, y cuando rompa a hervir, apaga y tapa. Deja así hasta que se enfríe. Después retira las pieles.
  3. Cuando esté fría, Bate las yemas con  la leche
  4. Mezcla ambas preparaciones y pon en un cazo sobre otro con agua, al baño maría, y remueve hasta que espese. Añade la estevia y vuelve a remover un minuto.
  5. Vuelca sobre un cuenco y tapa con film transparente hasta que se enfríe completamente.
- Cobertura de chocolate.
  1. Ralla o trocea muy menudito el chocolate.
  2. Calienta la nata y vuelca sobre el chocolate. Remueve muy bien hasta que se forme la ganache. Aromatiza con un poco de canela molida.
  3. Deja igualmente en un cuenco a enfriar.
Y por último, el bizcocho:
  1. Precalienta el horno durante diez minutos a 180º.
  2. Bate los huevos con el azúcar y una pizca de sal, hasta que la mezcla esté esponjosa.
  3. Añade el aceite y la leche de soja y bate de nuevo.
  4. Tamiza la harina y el gasificante. Incorpora junto con las almendras molidas y bate.
  5. Abre a lo largo la vaina de vainilla y raspa las semillas de dentro, y añádelas a la masa ya batida.
  6. Añade dos fresas muy maduras machacadas y un trozo de manzana rallado. (esto es opcional. Si no puedes tomar fruta o no tienes en ese momento, no pasa nada, el bizcocho estará igual de rico)
  7. Ralla la cáscara de un limón, sólo la parte amarilla, y remueve con la masa.
  8. Utiliza un molde redondo, desmontable. Yo además, lo forro con papel de horno.
  9. Rellena con la mezcla y mete en el horno ya precalentado, a media altura, y lo dejo unos 40 minutos. De todas formas, cada horno es un mundo. Así es que controla tu bizcocho, con un palillo de dientes, en el medio, introduce para ver si sale totalmente seco. Si no es así, deja otros cinco minutos más.

el bizcocho se me abrió un poco por arriba,por lo que le dí la vuelta y lo puse boca abajo, así se aplastó un poco. Luego lo decoré por esta parte, que está más lisa. 


Si se abre puede ser por una alta temperatura, o por más levadura de la que admite. Pero como éste es el primer bizcocho que hago con esta harina, y estos ingredientes, pues no sé muy bien cómo saldría mejor. Así es que seguiré investigando. De todas formas, como no necesitamos un bizcocho perfecto estéticamente, no pasa nada. Podemos probar a hornearlo a 170º, unos 45 m.

y lo último, MONTAR LA TARTA.
  1. Corta el bizcocho ya frío por la mitad. 
  2. Riega con un poco de zumo de naranja ambas partes.
  3. Rellena con la crema pastelera, o mermelada de frutas, o una ganache de chocolate
  4. Vuelve a unir con cuidado ambas partes.
  5. Cubre con la ganache de chocolate y decora a tu gusto






28 abr. 2015

TORTILLAS DE MERLUZA Y VERDURAS

En la revista SABER COCINARtve he encontrado recetas muy fáciles y muy sabrosas en la línea de este blog: sencillas, baratas, rápidas y para toda la familia.
Y aquí os dejo la última que he probado.
Ingredientes:
  • 3 huevos
  • 150 g de filetes de merluza, puede ser congelada
  • Un pimiento verde pequeño
  • 3 Champiñones
  • Una cebolla pequeña
  • Una hoja de laurel
  • Una patata mediana
  • Unas ramitos de perejil
  • Sal y aceite de oliva virgen extra.
Preparación :
  1. Pela la patata, trocea y cuece 10-12 m en agua con sal, la cebolla troceada y el laurel.
  2. Saca la patata y el laurel y en el agua cuece la merluza. Escurre y desmenuza.
  3. Limpia el pimiento y trocea en tiras, y los champiñones en láminas.
  4. Saltea unos minutos con una cucharadita de AOVE.
  5. Mezcla todos los ingredientes con los huevos batidos y el perejil picado. Sazona.
  6. Cuaja tortillas en una sartén pequeña con una cucharadita de AOVE. 
  7. Sirve con rebanadas de pan tostado, untadas con tomate rallado o de bote, y un hilo de AOVE. Está realmente bueno.


30 mar. 2015

FIDEOS TOSTADOS CON LANGOSTINOS Y ALIOLI DE PIMIENTO DE PIQUILLO

Hay veces que una va a un sitio a comer, y se enamora de un plato, y no se queda tranquila hasta que no "lo imita".
¡Pues eso me ha pasado a mí, soy bastante caprichosa!
Hace pocos meses, un domingo, , a pesar de que no lo tenía previsto, me fui a comer con mis amigas del grupo Pipirrana, al restaurante MOMA, en Churriana (Málaga). 
Quería dedicar ese día a estudiar, y a limpiar la casa y organizar. Pero ya llevaba varios días sin parar, y mi amiga Laura me convenció que había que descansar, y cambiar de chic. Hacía tiempo que no nos veíamos, y era una buena ocasión.
Angeles fue quien decidió dónde iríamos a comer, y una elección muy acertada.
Nos trataron de maravilla, y todo lo que comimos estaba riquísimo, bien presentado, y bastante cantidad.
Y este plato me gustó especialmente, y hoy he querido imitarlo.
El resultado ha sido muy bueno y os dejo cómo lo hice. Es bastante fácil, y aunque hay muchas recetas, no hay ni que consultarlas, es un poco intuitivo..

Ingredientes:

  • 300 g de fideos medianos
  • 400 g de fumet de pescado
  • 16 langostinos
  • Dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra para tostar los fideos y para dorar las gambas y ajos
  • 2 dientes de ajo y una guindilla (cayena).
  • una cucharada de salsa de soja,
  • una jibia pequeña
  • para el fumet: las cáscaras de los langostinos, un trozo de puerro, un poco de apio, una zanahoria, sal y pimienta, al gusto. 
  • para el alioli de piquillo: Aceite de oliva virgen extra, de la variedad arbequina. También puedes utilizar aceite de girasol o un aceite de oliva suave; .dos dientes de ajo, un poco de sal, un chorreón de zumo de limón y dos pimientos del piquillo, y un huevo.
  • Para decorar, un poco de perejil.
Preparación

  1. Primero prepara el fumet, o caldo de pescado.
  2. En una sartén honda, o cacerola, con unas gotas de aceite, dora las cabezas y aplasta con una espumadera,  para que suelten su jugo.
  3. Añade agua suficiente (como más de medio litro) e incorpora las verduras. Deja cocer mientras preparas los fideos y el ali-oli, unos 20 minutos (retira la espuma conforme vaya saliendo). Salpimenta.
  4. En una sartén aparte, echa una cucharada de aceite de oliva virgen extra, con un ajo troceado sin la parte central, con los langostinos pelados y la jibia a trocitos pequeñitos. Sofríe hasta que los langostinos cambien de color y se vuelvan rositas y cojan ese color tan apetecible. Saca y reserva.
6. En la misma sartén, añade otra cucharada de aceite de oliva virgen extra, y el otro diente de ajo troceado (siempre retira el centro, para que no piquen). 
7. Incorpora una guindilla y los fideos. Empieza a rehogar para que se vayan tostando, removiendo con cuidado que no se quemen. Casi al final, unos diez minutos, riega con una cucharadita de salsa de soja. Eso le da un sabor muy rico y además se ponen más oscuros.
8. Cuando estén en ese punto, añade el caldo de pescado y deja cocer otros diez minutos, hasta que los fideos queden sueltos. Remueve y añade los trocitos de la jibia.
9. Ahora prepara el alioli, como tradicionalmente, 
10. En el vaso de la batidora, pon el huevo, los ajos pelados y sin la parte central, un chorreón de zumo de limón, un poco de sal y aceite que cubra el huevo. Emulsiona. 
Al final le pones los dos pimientos del piquillo y bates de nuevo.
Sirve los fideos calientes cubiertos con la salsa de alioli y los langostinos.


¡Por cierto! Este restaurante al que fuimos fue todo un descubrimiento, y de los buenos.
Además de una atención estupenda, su cocina es casera, pero con toques de diseño, que hacen disfrutar de cada plato, donde los sabores mediterráneos,  y malagueños, destacan con muy buenas presentaciones.
Su cocinero, Víctor Luque, encantador por cierto, nos sorprendió con unas ensaladas muy apetitosas.

29 mar. 2015

TORRIJAS TRADICIONALES FÁCILES A LA NARANJA Y LICOR


.

Mientras escribo esta receta, recuerdo el olor a vino, a canela.  y limón de las torrijas que  hacía mi madre cuando era pequeña.
Los domingos, que era cuando estábamos más tiempo en la cama,  y a mi madre le daba tiempo a preparar desayunos especiales,  nos despertábamos con estos olores y las tres hermanas mayores devorábamos el desayuno que ella nos prepararaba 
En casa gustaban mucho las torrijas,  sobre todo a mi padre,  que era capaz de comerse un plato entero y dejarnos sin probarlas 
Eduardo, no comas más, que las niñas no han comido! -le decía mi madre, asustada viendo cómo iba bajando la cantidad, y el plato se iba quedando vacío.
Aunque sea un dulce tradicional en Semana Santa, yo suelo hacerlas durante todo el año, sobre todo cuando sobra pan.  No a lo mejor tantas veces como quisiera, pero sí cada vez que me sobra pan.. y eso que casi siempre dejo que se ponga duro y lo rallo.
Pero mi madre ha hecho y hace torrijas cuando le sobra pan, en cualquier época del año. Y yo me he quedado con esa costumbre.
Y además, se lo debo a un amigo de mis hijos, a Juan, que cuando empecé con el blog me pidió que publicara las torrijas, y siempre lo he tenido ahí, en el alma. ¡Por fín, aquí están!

En aquel momento ni se me ocurría pensar que yo, unos años después, haría esas torrijas también para desayunar para mis hijos, y además con el mismo cariño y la misma dedicación que mi madre le ponía.
Voy a intentar poner unas cantidades, por si alguien se acerca por aquí, despistado, un domingo cualquiera, a ver cómo se hacen. Y digo lo de voy a intentar, porque yo las hago a ojo. MI madre no me dio una receta, con ingredientes medidos y pesados. Un chorreón de vino en un plato con leche...;  un puñado de azúcar con un poquito de canela...; dos huevos, para según qué cantidades... 

-
Así es que, mientras las hago, calculo y peso para saber más o menos qué cantidades pongo de cada uno de los ingredientes.
Yo también suelo hacerlas con pan de varios días, porque está más asentado, y es una forma de conseguir que no se tire, que se recicle. Aunque yo no suelo tener pan atrasado, porque también lo muelo para tener siempre pan rallado casero.

IngredientesPara cuatro personas:
  • 10 rebanadas de pan de dos o tres días. (una barra más o menos),
  • Dos vasos de leche, (como 400 ml. aprox,.),
  • Un vaso de vino blanco, licor de castaña (este ha sido hoy el utilizado), vino dulce de Málaga..
  • 2 huevos,
  • Una cucharada de zumo de naranja (es una manía, pero mientras las preparo, me tomo un zumo de naranja y aprovecho un chorreón)
  • Cuatro cucharadas de azúcar,
  • Una cucharada de canela molida,
  • Aceite de oliva virgen extra para freír.
  • Un palo de canela.
Preparación:

  1. En un cazo caliento a fuego suave la leche y el vino con una cucharada de azúcar y la corteza de naranja, A veces le añado media ramita de canela, pero eso es opcional. No dejo que hierva, pero sí lo tapo y dejo que se enfríe hasta que esté tibia y se infusione la naranja.
  2. Una vez preparadas las rodajas de pan, y cuando la leche está tibia, saco la cáscara de naranja y voy mojando el pan. Dejo el pan en remojo hasta casi que se me olvida. Eso sí, el pan tiene que ser un pan asentado, si no, hago una papilla. . Después las saco y dejo escurrir  sobre una tabla mientras preparo las demás.
  3. Ya escurridas, bato los huevos en un plato  y los rebajo un poco con una cucharada de zumo de naranja, y en su defecto, con un poco de agua (pero poca),
  4. Con el aceite bien caliente, voy echando el pan y friendo a fuego medio, hasta que estén en el punto que a mí me gustan, ni demasiado crudas, ni demasiado fritas.
  5. Las saco y pongo sobre papel absorbente. 
  6. En otro plato tengo preparado el resto del azúcar con la canela, bien mezclado, y voy rebozando las torrijas. Unas veces, admito, le pongo más canela, otras menos. Ya os digo, no tengo receta fija.
  7. Y ¡listas para tomar! En ocasiones también le he puesto vino dulce, o anís... están riquísimas. 
  8. Es un plato, para mí, de reciclaje, porque además de aprovechar el pan que está duro, puedes cambiar ingredientes según lo que tengas en casa, y cada día es una sorpresa y una torrija distinta.
  9. Estas de aquí abajo están Rellenas de mermelada de fresa.

23 mar. 2015

HAMBURGUESAS DE POLLO, FOIE GRAS Y QUESO

Y eso que a mí no me gustaban las hamburguesas..., y siguen sin hacerme mucha gracia, pero al menos las que se compran en los establecimientos que se dedican a comidas rápidas, o en las carnicerías, o supermercados.
Pues desde que las hago en casa, me van gustando cada vez más. Y es que he utilizado recetas con ingredientes que aportan sabores distintos, y eso sí que me ha gustado.Y ya, si hago el pan en casa, entonces ya es lo más... como dicen los jóvenes.
En este caso salen de una revista que se llama SABER COCINAR Tv.
He adaptado la receta a mi gusto personal, y me han encantado.
Ingredientes para 8  hamburguesas no demasiado grandes:

  • 300 g de pechuga de pollo
  • Un huevo pequeño
  • 30 g de queso curado rallado
  • 40 g de Foie gras
  • 20 g de miga de pan
  • Un poco de leche
  • 20 g de piñones
  • 60 g de rucula
  • Tomate frito
  • Sal y pimienta
  • Opcional: cebollino
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  1. Limpia el pollo, corta la parte de la grasa, y trocea en cuadraditos pequeños.
  2. Deja la miga de pan en remojo con un poco de leche. 
  3. Escurre y mezcla con la carne, el huevo batido, sal y pimienta, y si tienes cebollino, picalo y añádelo también a la mezcla.
  4. Tuesta los piñones en una sartén sin aceite, y agrega a la mezcla junto con el foie gra y el queso rallado. Mezcla de nuevo.
  5. Amasa y da forma circular, tipo hamburguesas. Yo no las hago muy grandes, pero aquí ya juegas con tus gustos y preferencias.
  6. Como la masa se te pegará en las manos, me ayudo con un poco de pan rallado.
  7. Aplasta ligeramente y dora en una sartén con unas gotas de aceite.
  8. Parte los bollitos y Tuesta un.poco en plancha, o sartén.
  9. Pon la carne entre las dos mitades de los bollitos, luego la rúcula y cubre con la salsa de tomate, también tibia. Estará mucho más rica.

Las hamburguesas hechas en casa son muy ricas, y tú puedes elegir el tipo de carne y vegetales.




8 mar. 2015

CUPCAKES DE CHOCOLATE BLANCO

Aunque estos cupcakes están hechos en una máquina de
hornear magdalenas, la preparación es la misma que si van
al horno, quizá los tiempos, pero el resultado es el mismo, unos deliciosos cupcakes o, magdalenas de chocolate blanco, que podéis decorar cómo más os guste.
Os dejo la receta:
Ingredientes:
  • 2 huevos
  • 125 g de mantequilla
  • 220 g de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 225 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • Un poquito de sal
  • 50 g de chocolate blanco
Para la cobertura:
  • 200 g de azúcar glacé
  • 200 g de mantequilla
  • 250 g de chocolate blanco
  • 30 ml de leche
Peparación:
Todo a temperatura ambiente, huevos, leche, mantequilla.
  1. Trocea la mantequilla y deja que se ablande a temperatura ambiente.
  2. Precalienta el horno a 180 grados.
  3. Bate la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa.
  4. Casca los huevos y agrega de uno en uno, batiendo.
  5. Vierte la leche y mezcla.
  6. Incorpora la harina, levadura y sal tamizadas, pero no de una vez, sino en varias veces.
  7. Bate hasta conseguir una masa homogénea.
  8. Pica el chocolate y agrégalo.
  9. Coloca las cápsulas en un molde rígido y llena hasta dos terceras partes y hornea de 20 a 25 minutos.
  10. Espera 5 m a sacarlos del molde y deja enfriar sobre una rejilla.
Cobertura:
  1. Mezcla el azúcar glacé con la mantequilla y la leche.
  2. Funde 200 g de chocolate al baño maría o microondas y deja entibiar. 
  3. Añádelo y bate bien
  4. Rellena una manga pastelera y decora como más te guste. 
  5. Los 50 g de chocolate restante puedes rallarlo y echarlo por encima de la Cobertura. 
Si los haces en una de esas máquinas que hay ahora que hornean magdalenas, solo tienes que encender la máquina y cerrar.
 Dejar 5 minutos, se encenderá el interruptor verde. 
Meter los papelillos y rellenar rápido de la misma forma, dos terceras partes de masa.
Cerrar la máquina y dejar 15 m. 
Apagar y abrir. 

3 mar. 2015

LUBINA CON CREMA DE ZANAHORIAS, ALCACHOFAS Y CHAMPIÑONES SALTEADOS

Hay épocas en la vida en las que todo cuesta más trabajo, por las circunstancias. Las condiciones cambian, y hay que adaptarse con lo que contamos en esos momentos. 
Las actividades y las obligaciones apremian, y el tiempo para menesteres más satisfactorios, escasea. 
Pero hay prioridades que tenemos que atender, y ahora estoy inmersa en una de ellas, y bien gorda. Me juego mi futuro profesional, y como están los tiempos, mejor no jugársela. 
Por eso veréis que mis entradas son más esporádicas, aunque ya lo estuvieran siendo sin un aviso; que mis fotos son regulín regulán (y es que no tengo cámara de fotos, ni luces) y tampoco tengo mucho tiempo para buscar otras mejores. Por no tener, no tengo ni platos variados. ¡Vamos, tampoco es que en mi casa tenga mucho más, pero al menos alguna cosita sí! Es que me han dejado un piso para estudiar y relajarme y concentrarme, por eso. Y publicar desde el móvil, es bien difícil, aunque siempre pueda hacer una escapada al ordenador de mi casa, la de verdad. (cotilleo, cotilleo... estoy redescubriendo el placer de montar merengue a mano -duele sí, pero es diver-; o montar la nata con una batidora de esas muy, pero que muy baratas, y sorprendentemente ha montado muy bien, y he hecho una minitarta, -jejeje-; o un arroz para dos personas que me como yo en dos días....). Enfín, hay que buscar la parte positiva de todo.
Bueno, a lo que iba, que lo de enrollarme sigue igual.
Que yo quería decir que una no tiene tiempo ni cabeza para inventar, ni para experimentar. No como mi amiga Angeles Ballesta (kesito en las redes), que es una gran inventora, una gran cocinera, y merecedora de todos los premios que ha conseguido ya.
Así es que, con dos o tres libros que me llevé a este piso, más lo que una encuentra por el frigorífico, pues que preparo unas comidas bien ricas. Y es que de eso no quiero privarme, aunque esté sola, aunque esté estudiando, siempre hay un tiempo para cocinar y comer y cenar bien. Que quien no alimenta el cuerpo, no alimenta al cerebro. Y ahora lo tengo que alimentar muy bien. 
Y en uno de esos libros de cocina, de la cocina tradicional de la Abuela, apareció esta receta con la Lubina. 
Tenía alcachofas, y todos los ingredientes, y del super de al lado de la casa, me traje los filetes de lubina.
Le añadí los champiñones, que no quería que se pusieran malos, y listo. ¡Delicioso!

Os dejo la receta:
Ingredientes:
  • 4 filetes de lubina (ya sea congelada o fresca)
  • 4 alcachofas (en este caso eran naturales, pero también puedes ponerlas en conserva)
  • 8 champiñones (opcional, en la receta original no venían)
  • 200 ml. de nata líquida,
  • 200 ml. de caldo de pollo (justo estaba preparando un caldito para una sopa)
  • Una cebolla mediana
  • 4 zanahorias de tamaño medio
  • dos cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
  • Dos cucharadas de mantequilla
  • Sal y pimienta
Preparación:
  1. En un cazo pon el aceite de oliva virgen extra, y pica la cebolla y la zanahoria en rodajas finas, y deja que se doren unos diez minutos,
  2. Añade el caldo de pollo y la nata líquida, y cuece hasta que la zanahoria esté tierna. 
  3. Salpimenta y bate hasta conseguir una salsa espesa, más parecido a una crema. Si acaso, retira un poco de caldo antes de batir, para que la salsa no quede muy líquida, y añade según se necesite.
  4. En una sartén con un poco de aceite dora las alcachofas ya cocidas y troceadas, unos minutos escasos, a fuego fuerte. O bien naturales o bien de lata.
  5. Y en la misma sartén, dora los champiñones, lavados con agua y limòn y laminados.
  6. En una sartén más grande, con la mantequilla, dora la lubina a fuego medio fuerte, que se haga crujiente, salpimentada a tu gusto. Haz unos cortes antes de saltear, ya que el pescado encoge al contacto con el calor, y se puede abombar los filetes. 
  7. Sobre una cama de la salsa de zanahoria, pon los filetes de lubina, las alcachofas y los champiñones.

Y lo que os decía, como cuesta trabajo escribir y publicar desde el móvil, os dejo el enlace mejor donde vienen todas las propiedades y beneficios para la salud de este pescado:
PROPIEDADES NUTRITIVAS DE LA LUBINA, y otras curiosidades y recetas


27 feb. 2015

COLIFLOR AL AJOARRIERO. Receta tradicional de la Cocina Española

De pequeña no me gustaba mucho, lo reconozco, pero en casa, mi madre, sí que nos ponía la coliflor a menudo para comer, y en preparaciones muy variadas. 
Con la edad he ido apreciando cada vez más su sabor, y ahora sí que disfruto en cada elaboración.
No ocurre lo mismo con mis hijos, que nada más olerla mientras la cuezo, huyen despavoridos.

Una de las recetas más tradicionales de la Cocina Española es de la forma en que la presento hoy.

Ingredientes; para 4 personas:
  • Una coliflor
  • Una cucharada de pimentón dulce ( si es pimentón de la Vera, de mi tierra de nacimiento, entonces ya triunfamos)
  • Una pizca de pimentón picante
  • Tres dientes de ajo
  • Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Un poco de tomillo y otro poco de romero, como media cucharadita de las de café de cada una.
  • Sal
  • Unas hojas de perejil picado
  • Una cucharadita pequeña de.vinagre.
Preparación:
  1. Limpia la coliflor quitando las hojas verdes, y retira también el tallo. A mí me gusta roerlo, así crudo, está muy rico.
  2. Retira en trozos, yo lo hago en ramitos, no demasiado grandes.
  3. Lava y echa en una cazuela cubriendo de agua. Añade sal y cuece durante 15-20 m.
  4. Cuando esté tierna (puedes comprobarlo pinchando con un cuchillo o tenedor) retira del fuego, escurre y reserva en una fuente o plato.
  5. Rehoga en una sartén o cazuela, los ajos fileteados en el aceite de oliva virgen extra, y añade tomillo, y romero. Al final echa el pimentón (los dos tipos) y deja sofreir un minuto escaso.
  6. Retira del fuego y añade el vinagre.
  7. Vierte esta mezcla sobre la coliflor cocida y escurrida, y espolvorea con perejil y un poco de sal.
  8. Sirve.
¡Más fácil, imposible! Tardo más en escribirlo paso a paso que en hacerlo.


La coliflor es un tipo de col, y aunque exhala un olor fuerte al cocerla, destaca por sus importantes beneficios para la salud.
El primero de ellos es su alto contenido en agua, y bajo contenido energético, por lo que está recomendado su uso para dietas de control de peso.
Importante fuente de Vitamina C y Vitamina A, fibra, ácido fólico, potasio, calcio y con propiedades antioxidantes, que ayudan a prevenir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
Es diurética y depurativa, beneficiosa para aquellas personas que sufren de hipertensión. Ayuda a eliminar líquidos, y sustancias de deshecho.
Por su contenido importante de ácido fólico su consumo resulta muy interesante para las mujeres embarazadas.
¿ahora qué me dices? Hay que comer más coliflor, y además, que hay distintas formas de prepararla, y todas exquisitas.


Más recetas por los blogs amigos con coliflor
COLIFLOR ALIÑADA, por Reme Reina.
y sumo y sigo, porque esto es solo un ejemplo.
Y no te pierdas, en mi blog de COCINA PARA ESTUDIANTES, las CROQUETAS DE COLIFLOR AL AJITO. 

30 ene. 2015

CÓMO SE HACE HALVA DE ZANAHORIA Y TORTILLA DE VERDURAS SIN HUEVO, MI COLABORACIÓN EN EL PROGRAMA ZENDO DE ONDA AZUL MÁLAGA

"El alimento es la vida de todos los seres, y todo el mundo lo busca. 
La piel, la claridad, la buena voz, la larga vida, el entendimiento, la felicidad, la satisfacción, el crecimiento, la fuerza y la inteligencia, todo se fundamenta en el alimento.
De todo lo que es beneficioso para la felicidad mundana y de toda acción que conduzca a la salvación espiritual, se dice que se fundamenta en el alimento". -Charaka

Con esto tan bonito que encontré por internet mientras me documentaba sobre la receta de hoy, me acerco a la cocina de la India. De esto sabe mucho mi amiga y gran cocinera Toñi Sánchez, que con su blog, nos acerca a una cocina apasionante, donde nos muestra su querencia tanto por la cocina malagueña, como por otras cocinas del mundo. De hecho, ella nos comenta que es una apasionada de la India. No dejéis de visitar MI COCINA, la cocina de Toñi. ¡¡No vais a salir de allí!


Mi conocimiento sobre la gastronomía de la India es más bien escasa, y debo de bucear por internet y adentrarme en otros blogs, para sacar toda la información posible y hacer algo parecido a la magia de la cocina hindú. 

Paloma Prada, periodista, y que actualmente conduce y seduce con su precioso programa de radio, ZENDO, todos los lunes, en ONDA AZUL MÁLAGA, me retó para este lunes pasado, con una receta hindú de la cocina ayuvérdica. ¡Toma ya! 

Acepté el reto, entusiasmada, y como resultado, una sencilla y rica tortilla de verduras sin huevo,  y un delicioso dulce Halva de zanahorias. Gran parte del éxito se lo debo a Sil, una argentina que vive en Italia, y que después de ver varias recetas de este dulce, me quedé con su forma de hacerla, y con la harina de garbanzo para hacer que el dulce se pueda comer como si fuera un pastel. ¡Eso me gustó! Ella tiene un maravilloso blog, también con muchas recetas de la cocina internacional, recetas de su tierra, Argentina, que adora, y de quien no se olvida, así como de la cocina italiana, que cada vez domina mejor. Pasad, pasad también por SIMPLEMENTE COCINERA.

TORTILLA DE VERDURAS SIN HUEVO:


Ingredientes
  • 2 patatas,
  • Medio calabacín,
  • Un manojo de acelgas,
  • Sal y jengibre rallado o pimienta
  • 80 g de harina de garbanzo
  • 100 ml de agua
  • Aceite de oliva virgen extra
Preparación:
  1. Pela, lava y corta la patata en trocitos,
  2. En una sartén con aceite, fríe las patatas con un poco de sal unos 5 minutos, a fuego medio alto.
  3. Trocea el calabacín y añádeselo junto a las hojas de las acelgas, y fríe a fuego medio otros 5-8 minutos. El calabacín hará que la tortilla sea más jugosa y suave.
  4. Añade la pimienta o jengibre.
  5. Elimina el aceite que sobre, y disuelve en el agua la harina de garbanzos.
  6. Mezcla todo y haz una masa. Al mezclar el agua con la harina de garbanzo, le proporciona cremosidad y esponjosidad, al mismo tiempo que le aporta un ligero color parecido al que da la mezcla de huevo batido.
  7. Echa unas gotas de aceite en la sartén, y cuando esté caliente, incorpora la mezcla y ve haciendo la tortilla, a fuego medio, hasta que esté dorada. 
Como dice nuestra amiga Toñi en su blog, "Los condimentos y las especias son parte fundamental de la gastronomía de la India, dominada por el azafrán, el comino, el clavo, el cardamomo, el jengibre, el curry o el masala". 

Y con el cardamono, y la magia de las especias en este dulce tan especial, concluimos una cena o un almuerzo entre amigos.
Una buena música, que nos relaje, una bonita conversación, en el suelo, sentados sobre unos cojines, disfrutamos de este dulce... qué mejor ocasión para tomar
HALVA DE ZANAHORIAS. 

Por internet he llegado a conocer que también se le conoce a este postre, como helva, halvav, halawa, y viene del vocable árabe que significa dulce. Se parece mucho a nuestro budin.

Ingredientes:
  • 250 zanahorias ralladas
  • 250 ml. de leche vegetal
  • 40 gramos de pasas 
  • 30 g. de coco rallado
  • Un puñado de pistachos
  • 150 gramos de azúcar glas
  • 30 g. de ghee.(mantequilla clarificada)
  • Una cucharadita de semillas de cardamomo.
  • Un poco de canela.
  • Dos cucharadas de harina de garbanzos y una cucharada de agua.

Preparación:
  1. En una olla pon la zanahoria rallada con el ghee o mantequilla clarificada. Deja cocer unos minutos, sin dejar que se pegue.Yo lo dejo unos diez minutos.
  2. Añade el azúcar y luego la leche con las semillas de cardamomo y un poco de canela.
  3. Vuelve a cocer, a fuego medio bajo, removiendo, otros  15 o 20  minutos.
  4. Echa las pasas, vuelve a remover y aparta.
  5. Pica unos cuantos pistachos pelados, y mézclalos con el dulce, y decora con coco rallado.
  6. Se toma tibio o frío. Yo preferí hacerlo en frío.

¡ah.... otra cosa importante!
Si te sobra este postre, que lo dudo, porque según mi marido dijo que SABÍA A GLORIA, puedes hacer bolitas, y rebozarlas en coco rallado. Están riquísimas.


Y aquí el enlace del programa Zendo de este lunes, una verdadera delicia para los oídos, nunca mejor dicho, porque este día estuvo dedicado al PODER DE LA VOZ Y EL ESPÍRITU, la música como terapia. Paloma transmite serenidad, dulzura y nos adentra en un maravilloso mundo interior, que junto a su invitada, Be Pryce, y los mantras cantados, consiguieron una atmósfera mágica. 






Cardamomo: Esta especia pertenece a la familia del jenjibre. De aroma intenso, a menudo se mastican los granos después de la comida, para facilitar la digestión y refrescar el aliento. El cardamomo es uno de los ingredientes básicos de la garam masala. Se puede utilizar en forma de vainas o de granos machacados o molidos. 

Ghee o ghi: Es la mantequilla clarificada, calentándola y despojándola de toda el agua y de las materias sólidas que puedan encontrarse en ella. El ghi resiste, sin quemarse, temperaturas mucho más elevadas que la mantequilla común y comunica un sabor particular a guisos en los que se emplea.

Harina de garbanzos: Se encuentra en las tiendas de alimentos asiáticos y dietéticos; posee un sabor característico, para el cual no se conoce ningún substituto. Se utiliza en la preparación de ciertos panes y de varios entremeses. Sirve también de base a la preparación de pakoras y los laddus. Si quieres preparar tu propia harina de garbanzos,Ihazlo en un molinillo de café, llenándolo sólo hasta la
mitad. Consérvela en un bote cerrado, o con un robot.



30 dic. 2014

TABLETAS DE CHOCOLATE CASERAS CON FRUTOS SECOS Y FRUTAS. ¡FELIZ 2015!


Quedan muy poquitas horas para que despidamos el año 2014 y demos la bienvenida al 2015. No sé por qué, pero me gusta este número, 2015 suena muy bien. Será porque el 15 me gusta, o porque parece ser, que muy poquito a poco, algo está cambiando para mejor. ¡Bueno, económicamente hablando parece que la crisis ahora no es tan dura! Pero ¡claro! hay mucha gente aún que está sufriendo por este tema, incluso se están quedando sin trabajo mientras yo estoy escribiendo esto.

Y como nunca se sabe, no voy a decirlo muy alto, que todos estamos expuestos a algo así.
Por lo pronto yo lo termino resfriada, y mucho me temo, que con las pocas horas que quedan, empezaré el nuevo también resfriada. Y como he dicho en facebook, mientras sólo sea un resfriado, pues podemos aguantar.
No ha sido un mal año, sobre todo en cuanto a la salud de mis seres queridos. De momento, salvo algunos contratiempos, todos están bien. Y pido para el próximo lo mismo: Salud y trabajo. Lo demás ya lo buscamos nosotros. 
Por lo demás, pues ha habido de todo: grandes momentos vividos en buena compañía, muchas amistades con las que comparto aficiones, y mi familia, a quien tengo muy cerca. En lo personal y laboral, pues ni fú ni fa. He tenido bajones, pero vamos andando, que no es poco.

Y mi deseo para el año nuevo, lo de siempre: Que las guerras terminen de una vez, para siempre, por siempre jamás... La violencia, la envidia, la cobardía, la miseria, la estupidez del ser humano, que se acaben por fin. Es utopía, lo sé... pero ¡sería tan bonito!.
No hay dolor más grande que ver sufrir a una persona, y más si es un niño o una niña. Es lo peor y lo más injusto. Por hambre, por soledad, por maltrato, por enfermedad, por dolor. Ojalá, siempre lo pido, ojalá ningún niño o niña sufra más por ninguna causa. Pido muchas cosas, pero por pedir pues pido que todos tengamos el trabajo que deseamos, o al menos, que nos haga felices con lo que hacemos. Que haya viviendas para todos. Y libertad, sobre todo libertad.

Y para despedir el año, que yo estaría pidiendo aquí dos días y no pararía, para despedir el año en el blog, mi última entrada no podía ser otra que con chocolate.
Tres tabletas de chocolate, cada una distintas, pero todas igual de ricas, jejejeje. ¡Y no lo digo  yo, que conste! jejejej.
FELIZ AÑO 2015. Que vuestros sueños se cumplan, al menos, que tengáis la posibilidad y los medios para que así sea. Besos y achuchones.

TABLETA DE CHOCOLATE NEGRO, CON NARANJA Y JENGIBRE. " REMLÁ"
Inspirada y dedicada a mis amigas blogueras, del grupo @pipirranamlg, sobre todo a Reme Reina, que siempre está con el jengibre haciendo muchas recetas, y mis amigas también son unas expertas, como mi Laurita, que le encanta el helado de limón y jengibre. Así es que esta va por ellas.
Ingredientes:
  • 250 g. de chocolate de cobertura negro (para una tableta de tamaño grande)
  • una cucharadita de ralladura de naranja, y un puñadito para la decoración (aunque también puedes poner naranja confitada en tiras, o sólo la ralladura, o unas gominolas de naranja.....).
  • 15 g. de manteca de cacao.
  • Un poquito de jengibre, rallado de la raíz en el momento de utilizar.
  • Preparación:
Preparación:
  1. Calienta la manteca de cacao a unos 60º, e introduce en ella la ralladura de naranja y el jengibre. Deja infusionar 6 horas.
  2. Derrite el chocolate al baño maría o microondas, y para que no te salga el chocolate blanquecino o con manchas, atempéralo, de la forma que tengas por costumbre, 
  3. Vuelca sobre un molde limpio y seco, y da unos golpes en la mesa para que salga el aire que pueda haber entrado.
  4. Cuando lleve un rato y empiece a enfriar, decora con la ralladura de naranja o lo que hayas elegido.
  5. ¡Y listo, no tiene más!
TABLETA DE CHOCOLATE CON LECHE, MANZANA CRUJIENTE Y CARAMELOS DE VIOLETAS


Ingredientes:
250 g. de chocolate con leche tambén de cobertura.
Un puñado de manzanas 
y unos caramelos de violetas.
15 g de manteca de cacao.
Preparación:
Derrite el chocolate y la manteca de cacao, y atempera en microondas o baño maría, 
Rellena los moldes elegidos para la tableta.
Decora, cuando pase un ratito y empiece a enfriar, con la manzana troceada y los caramelos en trocitos pequeños. Deja enfriar por completo, y desmolda.

Y terminamos con el chocolate blanco.

TABLETA DE CHOCOLATE BLANCO CON PISTACHOS Y BOLITAS DE TRES CHOCOLATES

Ingredientes:
  • 250 g. de chocolate blanco,
  • Un puñado de pistachos pelados y triturados, en varios tamaños, y un poco de bolitas de chocolate y cereales  (se puede cambiar por algo parecido!
  • 15 g de manteca de cacao.

Derrite como los dos anteriores, dos terceras partes del chocolate troceado, luego echa la tercera parte restante, remueve, y deja enfriar hasta que esté casi frío, y vuelve a calentar unos 3-5 segundos. (esta es la forma de atemperar más rápida y fácil. No es profesional, no te asegura un brillo perfecto, pero queda muy bien)
Rellena los moldes, y cuando el chocolate esté casi frio, decora con la manzana troceada  y unos cuantos caramelos de violeta, que me trajo mi Laura de Madrid.
En este caso decoré el molde con un poco de colorante naranja diluido en un poco de manteca de cacao. Se mezcla muy bien, y con el dedo lo paso por algunos huecos,